sábado, 30 de abril de 2016

Una traducción no cristianamente manipulada de Isaías 7.14, haría quedar mal al evangelista Mateo

Una traducción del texto hebreo de Isaías 7.14 que le haga justicia al hecho de ser este texto parte del Tanaj, que no es el Tanaj un conjunto de literatura cristiana, ni siquiera pre-cristiana (Brueggemann); evitaría hacer quedar bien al evangelista Mateo, que en realidad dependió del texto griego de Isaías 7.14, y es a la luz de dicha versión griega que su lectura y afirmación (en Mateo 1.23) respecto de la «virgen», haya correspondencia y se muestra armoniosa con el pasaje en cuestión del Tanaj (el AT en la nomenclatura cristiana).  

  



Por supuesto, es preciso tener en cuenta que, al igual que en nuestro caso, las deducciones y afirmaciones teológicas de los autores de la Biblia, estuvieron intrínsecamente relacionadas y fueron dependientes de los textos y formas textuales que tuvieron a mano, y partir de las cuales, con base en las cuales (y sociológicamente en el contexto de algún grupo social, corriente y tradición), reflexionaron y erigieron un discurso teológico con las pretensiones de ser coherente, consistente y apegado a una base textual tenida y asumida como normativa y autoritativa.  



                                                                         APRENDA GRIEGO Y HEBREO BIBLICO ONLINE




ARTICULOS RELACIONADOS

Las palabras “doncella” y “virgen” en el Antiguo Testamento y su relación con Isaías 7.14


Una adecuada traducción de 2 Timoteo 3.16 obliga a repensar también la interpretación de otros textos relacionados 2 de 2


Una traducción acertada de 2 Timoteo 3.16 debe ser distinta a la leída en la Reina Valera 1960 y otras


¿Por qué luchar contra la corriente? La Biblia dice que las cosas irán de mal en peor


¿Dice 2 Timoteo 3.16 qué toda la Biblia es inspirada, o al menos, alguna porción de la misma? (Audio)


La iglesia conformó el canon bíblico, no el canon así mismo


Sobre la etimología de «teología» y «biblia», algunas precisiones


“…Estarás conmigo en el paraíso…” (Lucas 23.43) ¿Un problema filológico-textual o un problema filosófico-teológico?


La «Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras» bajo sospecha Una evaluación crítica pero sensata


Algunas observaciones al señor Guillermo Maldonado y a otras personas más, respecto de Marcos 11.22 y el «genitivo objetivo» en general


«Textos canónicos» versus «manuscritos originales»








viernes, 29 de abril de 2016

El valor de la transliteración y sus modalidades


Héctor B. Olea C.

La transliteración se plantea como una necesidad en los estudios bíblicos, pues la Biblia originalmente fue escrita en tres idiomas muy distintos a nuestro castellano o español. Algo que difícilmente muchos no sepan es que el AT se escribió originalmente en hebreo y arameo, y el NT en griego.

Luego, cuando la persona estudiosa de la Biblia quiere poner al tanto a su auditorio sobre una palabra hebrea, aramea o griega que forma parte de un texto que está siendo objeto de estudio, el recurso que, sin duda, tendrá que emplear es la “transliteración”.

Pero, ¿en qué consiste la “transliteración”? Transliterar consiste en representar en caracteres de un idioma, las palabras de otro. No es más que la comunicación del significante o expresión. En esto se diferencia de la traducción, pues mientras que la transliteración comunica el significante, la expresión; la traducción, en cambio, comunica y traspasa el significado o sentido. 

Un ejemplo práctico que nos puede ayudar a distinguir definitivamente la “transliteración” de una “traducción” es el siguiente. En Génesis 1.1 encontramos la afirmación de que “Dios” creó. Ahora bien, allí la palabra “Dios” es la traducción de una palabra hebrea. Como se ve, la traducción no le ha comunicado al receptor y receptora ninguna idea sobre cómo se lee la palabra hebrea que está detrás de la traducción “Dios”, sino que simplemente le ha comunicado su sentido. Esto es una traducción. Pero cuando se afirma que la palabra hebrea que se traduce “Dios” en Génesis 1.1 es «elojím», entonces estamos frente a una transliteración.

Pero, ¿por qué, profesor, ha transliterado usted, «elojím» y no «elohim», como prácticamente todas las fuentes, diccionarios, comentarios y obras de teología?  Por una sencilla razón. En primer lugar, he usado un «j» u no una «h», pues en hebreo la letra «hei» o «he» siempre se pronuncia, como la «j» del castellano, que es su verdadera equivalencia fonética (excepto cuando es la última letra de una palabra, aunque existe un recurso para indicar cuándo en esos casos se la ha de pronunciar, el mappiq), como en “Haina” (jáina) y no es muda como en hueso, hielo, habichuela, hierba, hervir, herbívoro, etc.

En segundo lugar, le pongo la tilde porque de esta manera me aseguro de que mi lector o lectora la pronuncie como en verdad se pronuncia en hebreo, como una palabra aguda. Más adelante ofrezco más detalles al respecto.

Consideremos también un ejemplo del NT. Una palabra con que Pablo se identificó bastante es “siervo”. En Romanos 1.1 Pablo se define a sí mismo como “siervo de Jesucristo”. Aquí la palabra “siervo” es una traducción, pues no comunica nada sobre la lectura o expresión de la palabra griega que está detrás de dicha traducción. Ahora, cuando pasamos a decir que la palabra griega que se traduce “siervo” en Romanos 1.1 es la griega «dúlos», entonces estamos ante una transliteración.       

Ahora bien, se da por sentado que la razón de la transliteración se plantea por la necesidad de ilustrar al auditorio, lo mejor posible, respecto de una o varias palabras que tienen importancia en un determinado análisis textual. También implica que la persona receptora no conoce (o se da por sentado que no) la lengua en que se encuentra originalmente el texto objeto de estudio, y por lo tanto el emisor procura familiarizar al lector, oyente o auditorio con el sonido (o significante) y la escritura propia del texto en su lengua original o lengua fuente.

Pienso que aquí procede establecer cierta diferencia entre “lengua original” y “lengua fuente”, en relación a la labor de traducción. Por «lengua original» se entiende el idioma en que se supone que originalmente se escribió un texto, por ejemplo, en alemán. Luego, si a partir de ese texto en alemán se hace una traducción directa al castellano, en este caso, «lengua original»  y «lengua fuente» son la misma cosa.

Por otro lado, cuando un texto escrito originalmente en alemán, recibe una traducción al francés, y de dicha traducción francesa se hace posteriormente una traducción al castellano, en este caso, la “lengua original” y la “lengua fuente” no son iguales, no son la misma cosa. En dicha situación hay que admitir que el alemán fue el idioma original de dicho texto, pero es el francés el idioma fuente de la traducción al castellano. 

Existen pues, dos tipos básicos de transliteración: la lingüística y la fonética. La «transliteración lingüística» comunica el significante o expresión, pero lo hace agregando una serie de elementos que son más bien propios del idioma fuente, pero que no ayudan en nada a la persona que recibe la transliteración y que desconoce los intríngulis de dicho idioma. Por ejemplo, a una persona de habla castellana no le ayuda en nada el recibir una transliteración que incluya una señal que indique, por ejemplo, si una vocal es corta o larga. Este fenómeno que es común a la lengua hebrea y aramea del AT como al griego de la Septuaginta (AT en griego) y el NT, es, en cambio, totalmente algo extraño para el castellano. 

La «transliteración fonética», al contrario, lo que procura es que la persona que reciba la transliteración reproduzca, es decir, lea y pronuncie, lo más exactamente posible, el sonido real y propio de la palabra hebrea aramea o griega que se ha traducido. Este tipo de transliteración obliga a colocar tildes en lugares que el castellano, que es nuestro caso, no permite colocarla en una palabra propia del castellano. Ahora bien, en ningún momento se puede perder de vista que una transliteración no es una palabra, frase o texto en castellano, sino la reproducción de una expresión de otra lengua, de otro idioma.

Un hecho muy lamentable es que siendo la transliteración fonética la más adecuada, son muchos los buenos comentarios y diccionarios bíblicos que, a pesar de su calidad, lamentablemente han empleado la transliteración lingüística. Personalmente recomiendo el uso de la transliteración fonética.

También quiero puntualizar que existe un tipo de traducción que incluye el texto fuente. Este tipo de traducción, que por lo general no agrega o no añade ningún tipo de transliteración, se conoce con el nombre de “interlineal”. A pesar de que muchos recomiendan este tipo de obras, la verdad es que al no incluir ningún tipo de transliteración, para la persona que no conoce el idioma fuente, esta no le aporta absolutamente nada, no tiene para él o ella ninguna ventaja adicional. En realidad, en este caso, una traducción interlineal equivale a una traducción cualquiera, sólo que el lector o lectora se ve confrontado (a) por el texto fuente y por unos caracteres que ni siquiera puede leer. El problema, entonces, es doble: 1) El lector o lectora no puede siquiera leer el texto fuente. 2) Tampoco es capaz de analizarlo y evaluarlo gramaticalmente.    

Para concluir, voy poner un ejemplo de que ilustra muy bien la diferencia entre la transliteración «lingüística» y la «fonética». En el idioma hebreo, por ejemplo, una palabra de uso frecuente como una forma de saludo (entre otros usos), es la hebrea «shalóm» (paz) deletreada: s-h-a-l-ó-m. Luego, transliterarla «salom», sin la “sh” y sin el acento en la “o”, aunque termina en “m”, es una transliteración lingüística que dificulta la verdadera y propia pronunciación que realmente tiene en hebreo la palabra “paz”, que es «shalóm» con “sh” y como aguda.      

Un detalle interesante es que la mayoría de las palabras del idioma hebreo son agudas, es decir, palabras cuya sílaba tónica es la última. En el castellano, en cambio, la mayoría de las palabras son graves o llanas, es decir, palabras cuya sílaba tónica es la penúltima sílaba.

Cuando se translitera «shalóm» no estamos violentando la regla que dice que salvo algunas excepciones, las palabras agudas no llevan tilde si no terminan en “n”, “s” o “vocal”. No olvidemos que «shalóm» no es un término castellano, sino simplemente un recurso (conocido como “transliteración”) para hacer que nuestro auditorio o interlocutor lea y pronuncie este vocablo hebreo como en verdad se pronuncia en dicho idioma. Igual será la meta y el procedimiento respecto de una palabra aramea o griega.



¡Hasta la próxima! 

jueves, 28 de abril de 2016

APRENDA GRIEGO Y HEBREO BIBLICO ONLINE


Instituto Dominicano de Ciencias Bíblicas IDCB, Inc.

Además de la sesión del curso virtual de griego avanzado que ya está funcionando los jueves; en el IDCB estamos ofreciendo los siguientes cursos, para los cuales estamos convocando a matriculación para las sesiones que comenzarán a funcionar a partir de la primera semana de cada  mes de junio.

Cursos que actualmente ofrece el IDCB:  

1)    Curso de griego básico (dos meses de duración)
2)    Curso de griego nivel avanzado (duración: aproximadamente un año y tres meses)
3)    Curso de especialización y profundización en el griego del NT (dos meses de duración)
4)    Curso de hebreo bíblico nivel básico e introductorio (dos meses de duración)








Para más información: benjamin.olea30@gmail.com  

Cordial y fraternalmente,


miércoles, 27 de abril de 2016

Una cosa es conocer el griego, y otra las «Palabras griegas del NT» de Barclay



Aunque usted no lo crea, pero lo cierto es que muchas personas, incluso famosos telepredicadores, tele-evangelistas, evangelistas, profesores de Biblia y teología, teólogos, conferencistas internacionales, escritores, etc., gracias a la famosa obra «Palabras griegas del Nuevo Testamento, su uso y su significado» de William Barclay, han quedado como expertas y muy conocedoras del griego del NT.

Obviamente, las personas que han dependido y siguen dependiendo de obras como la de Barclay y ahora de ciertos Softwares, en realidad no conocen nada de la gramática del griego del NT, y no son capaces de distinguir cuándo una misma palabra (sustantivo y adjetivo, que no sea verbo), está haciendo la función de sujeto (caso nominativo), cuándo de complemento directo (caso acusativo), y cuándo de complemento indirecto o de complemento circunstancial (caso dativo).

Por supuesto, tampoco han de saber las implicaciones de una forma verbal en modo imperativo de tiempo presente, y otra del mismo modo imperativo, pero de tiempo aoristo; tampoco han de saber de las implicaciones y matices de un participio de tiempo presente y otro del tiempo aoristo, y de la relación de ambos con la forma verbal principal de la cláusula en la que aparecen. Tampoco han de saber de cómo reconocer, trabajar y traducir un adjetivo en una estructura atributiva, y otro en una estructura predicativa, etc.


A propósito de todo esto, recuerdo que en cierta ocasión, una persona (conferencista, profesor, charlista, escritor, productor radial, etc.) con aire de que sabía griego, pero sin saber nada y con base en la referida obra de Barclay; se apersonó a la estación radial donde en ese tiempo producía yo mi espacio radial, con la expresa intención de corregirme, pues según él, yo había errado al decir que en el idioma original del NT, la palabra salvación es «sotería» (grave y de cuatro sílabas, acentuada como filosofía, teología, trigonometría, etc.; esto así porque según él (con base en la transliteración lingüística y no fonética que hace la obra de Barclay traducida al castellano), la palabra era grave, o sea, «soteria» (pero de tres sílabas). 

Al final, y para no alargar la historia, sólo les diré que éste vino por lana, y salió trasquilado, y mucho más de lo que ustedes se imaginan, así de sencillo.




                                                                     APRENDA GRIEGO Y HEBREO BIBLICO ONLINE



martes, 26 de abril de 2016

Oferta cursos virtuales de griego y hebreo, matriculaciones abiertas


Instituto Dominicano de Ciencias Bíblicas IDCB Inc.


Están abiertas las inscripciones para el curso virtual de griego avanzado, para el trimestre junio – agosto.

Están abiertas las inscripciones para los cursos virtuales de griego y hebreo básicos, para el período junio – julio.

Están abiertas las inscripciones para el curso virtual de profundización y especialización en el griego del NT, para el periodo junio – julio

Para mayor información,

Ponerse en contacto con el prof. Héctor B. Olea C., a través del siguiente correo electrónico:  benjamin.olea30@gmail.com


¡Inscríbete ya!

domingo, 24 de abril de 2016

¿Dice 2 Timoteo 3.16 qué toda la Biblia es inspirada, o al menos, alguna porción de la misma? (Audio)





                                                                       

                                                                       APRENDA GRIEGO Y HEBREO BIBLICO ONLINE





ARTICULOS RELACIONADOS

Una adecuada traducción de 2 Timoteo 3.16 obliga a repensar también la interpretación de otros textos relacionados 1 de 2


Una adecuada traducción de 2 Timoteo 3.16 obliga a repensar también la interpretación de otros textos relacionados 2 de 2


Una traducción acertada de 2 Timoteo 3.16 debe ser distinta a la leída en la Reina Valera 1960 y otras


¿Por qué luchar contra la corriente? La Biblia dice que las cosas irán de mal en peor



Sobre la etimología de «teología» y «biblia», algunas precisiones


“…Estarás conmigo en el paraíso…” (Lucas 23.43) ¿Un problema filológico-textual o un problema filosófico-teológico?


La «Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras» bajo sospecha Una evaluación crítica pero sensata


Algunas observaciones al señor Guillermo Maldonado y a otras personas más, respecto de Marcos 11.22 y el «genitivo objetivo» en general


«Textos canónicos» versus «manuscritos originales»


Sobre el valor de la Biblia y su relación con la teoría de la inspiración


La palabra “Biblia” no es bíblica A propósito del mes de la Biblia


De las elecciones del próximo 15 de mayo, y de las candidaturas que proceden de la comunidad evangélica


De los obstáculos que enfrenta la mujer para su liderazgo en la sociedad y en la iglesia (audio)


 

De las elecciones del próximo 15 de mayo, y de las candidaturas evangélicas

A unas tres semanas de las elecciones generales (presidenciales, congresuales y municipales) en la República Dominicana; insisto en considerar errónea la campaña montada por casi todas las candidaturas ostentadas por personas de la comunidad evangélica (principal y casi exclusivamente en los partidos Quisqueyano Demócrata Cristiano “PQDC”, y en la Fuerza Nacional Progresista “FNP”), de concentrar la búsqueda de sus votos a lo interno de la comunidad evangélica misma (ignorando la falta de unidad que en éste y en otros sentidos hay en dicha comunidad, y lo multicolor que resulta la misma en el plano de las tendencias políticas); por supuesto, una razón para esa estrategia es haber formulado una propuesta de campaña política y de administración pública teniendo como foco casi exclusivamente al electorado evangélico mismo.  


Al final, pienso que el 16 de mayo confirmará lo acertado de mi razonamiento, así de sencillo.


sábado, 23 de abril de 2016

Anuncio de apertura sesión curso virtual y básico del griego del NT

Hoy, a la 6:00 PM (hora de República Dominicana) estaremos dando inicio a una sesión del curso básico virtual del griego del NT. Este curso tiene una duración de sólo dos meses (ocho semanas). Las personas interesadas en sumarse a esta sesión, favor de comunicarse conmigo vía el siguiente correo electrónico: benjamin.olea30@gmail.com


 ¡Para servirle!

viernes, 22 de abril de 2016

¿Deriva «elojím» de una forma básica femenina?


Un cuestionable caso más de apelación al género gramatical de las palabras

Héctor B. Olea C.

A pesar de lo muy discutida que es la etimología de la palabra «elojím», sustantivo que se encuentra en 2, 600 ocasiones en el texto hebreo del AT (texto masorético); lo cierto es que existe el consenso de que dicha palabra es el plural gramatical de «elóaj», Dios, dios, deidad.


Por ejemplo, el «Diccionario teológico manual del AT» al respecto afirma: “Basándose sólo en el hebreo se puede llegar a la conclusión de que «elojím» es (junto a «elim» una forma plural de «el», de la que luego se ha deducido secundariamente una forma singular” (Tomo I, página 342). 


Descargar material completo en PDF

martes, 19 de abril de 2016

Invitación a curso de profundización y especialización en el griego del NT

Invitación a curso de profundización y especialización en el griego del NT


Dirigido a personas con algún conocimiento del griego, profesores y profesoras de griego, profesores y profesoras de estudios bíblicos, teólogos y teólogas con cierto conocimiento de griego; en fin, recomendado para toda persona que, conociendo el griego, desee profundizar en uno de los aspectos más complicados de la gramática griega y más sobresaliente en el NT. 

Contenido: La tercera declinación, el participio griego y el genitivo absoluto

Duración: Ocho semanas (dos meses)

Costo: 50 dólares en un solo y único pago antes del inicio del curso (en la modalidad no personalizada, o sea, en el contexto de la participación como parte de una sesión o grupo compuesto de varias personas).

Las implicaciones de la modalidad personalizada se tratarán de manera privada y particular con las personas que opten por dicha modalidad.  

Incluye el material  de apoyo.

Para mayor información, contactar al profesor Héctor B. Olea C., a través del siguiente correo electrónico:benjamin.olea30@gmail.com

¡Para servirle! 












  • Por qué es importante conocer el idioma original del Nuevo Testamento?






  • Por qué es importante aprender los idiomas en que fueron escritos los libros de la Biblia?












domingo, 17 de abril de 2016

La parábola de “El buen samaritano” en el siglo 21 (Audio)


¿Mientras más lejos del Templo, mejor?

Contrario a lo que piensan y enseñan la mayoría de las tradiciones teológico-eclesiales a lo interno del cristianismo; para Jesús, según se deduce de la parábola del buen samaritano (Lucas 10.25-37), la devoción y el franco compromiso con la vida del templo, no necesariamente ha de producir un comportamiento humano, solidario, amoroso, sensible y comprometido con el bien ajeno.

Sin duda resulta interesante ver cómo Jesús, para señalar y poner de relieve el comportamiento ideal y recomendado, comienza precisamente trayendo a colación y como decepcionante, en primer lugar, a la máxima figura del liderazgo religioso y espiritual de la sociedad de su tiempo, y del Tempo (el sacerdote); en segundo lugar, menciona a un personaje de segunda importancia en la administración del tempo, como lo era el levita; finalmente, alejado del tempo y de sus quehaceres, pero como modelo y ejemplo a seguir, menciona la figura del samaritano.

Era el samaritano un personaje no muy bien visto por el liderazgo sacerdotal, y por la sociedad judía en general, porque aunque por un lado coincidía con la clase sacerdotal y saducea en tener un canon normativo restringido sólo a la Toráh (los cinco libros del Pentateuco atribuidos a Moisés); por otro lado, entendía que el Tempo de Jerusalén era innecesario (considérese Juan 4.20).

Por supuesto, no se ha de perder de vista el que el estar Galilea alejada físicamente del Templo, el que su espiritualidad (más interiorizada) estuviera más ligada a la sinagoga (al estudio de la Toráh y la oración) que a los sacrificios del Templo; marcarán la forma en que Jesús vio, habló y se expresó respecto del Templo de Jerusalén y de su administración.

Finalmente, es pues, el samaritano, el personaje cuyo comportamiento solidario y respecto del cual Jesús dijo: ¡Ve, y haz tú lo mismo! (Lucas 10.37).

Entonces, ¿mientras más alejados del Templo, mejor?, no siempre; pero en muchos casos sí, sin duda; así de sencillo.    



viernes, 15 de abril de 2016

Cursos virtuales de hebreo y griego bíblicos

¿Desea usted aprender hebreo o griego bíblicos, desde la tranquilidad y comodidad de su hogar, en un día y horario a conveniencia suya, sin la necesidad de matricularse a un programa extenso y costoso de teología, como parte de una sesión junto a otras personas, o en una forma totalmente personalizada? 

Estamos para servirle,

Deferentemente,

Correo electrónico: benjamin.olea30@gmail.com



Por qué es importante conocer el idioma original del Nuevo Testamento?







        Por qué es importante aprender los idiomas en que fueron escritos los libros de la Biblia? 



jueves, 14 de abril de 2016

Héctor Benjamín Olea Cordero

El Profesor Héctor Benjamín Olea Cordero es un biblista y teólogo protestante. Profesor universitario de hebreo, griego, estudios bíblicos, y teológicos. También es el presidente y fundador del Instituto Dominicano de Ciencias Bíblicas IDCB, Inc. El Profesor Olea Cordero fue miembro del equipo de estudiosos de las lenguas bíblicas que trabajó en la versión de la Biblia llamada La Nueva Traducción Viviente


El Profesor Héctor Benjamín Olea Cordero tiene además una notable experiencia como disertante y comentarista radial al desarrollar y mantener una presencia destacada y continua en la radio evangélica desde el mes de septiembre del año 1991 al mes de febrero del año 2010. La carrera del señor Olea como comunicador radial se inició el 7 de septiembre, cuando comienza la producción de su programa “Sendero de esperanza”. Dicho espacio se mantuvo en el aire hasta diciembre de 1998. Luego entró en otra etapa, difundiéndose por la emisora "Radio Impactante" sólo un espacio de tres meses (abril, mayo y junio 2009). Actualmente en el aire por la emisora virtual www.laradio247fm.com, de 11:00-12:00 PM.



Libros de Héctor B. Olea C. que puedes adquirir en Amazon:


¿Y si David y Jonatán fueron algo más que muy buenos amigos?



 ARTÍCULOS DE HÈCTOR B. OLEA C. QUE QUIZÁS TE INTERESEN:

La «Nueva Traducción Viviente (NTV)» y «yo»

¡Señor!, ¡Gracias porque la administración de «Facebook» no está en manos de algunos que dicen ser tus hijos y mejores representantes!








El caso de Onán (la masturbación y los métodos anticonceptivos) y el uso del verbo “abortar” en la Biblia




AUDIOS Y VIDEOS DE  HÈCTOR B. OLEA C. QUE QUIZÁS TE INTERESEN:


La Biblia y los métodos de traducción.Por el Biblista dominicano Benjamín Olea Cordero




EL ROL DE LA MUJER EN LA BIBLIA



Y si David y Jonatán fueron algo más que muy buenos amigos?




Entrevista a comisión de la Asociación de Ateos Dominicanos



¿Cuervos o comerciantes?




Explicación sobre el verdadero uso de la palabra Ágape y el verbo Agapao en el Nuevo Testamento




No usaron la palabra «salmo», ni se llamaron «salmistas»




Refiere el salmo 127.3 a toda la descendencia, sin distinción, varón y mujer?




Una exégesis de Proverbios 31.10-31 en perspectiva de género.




Por qué es importante aprender los idiomas en que fueron escritos los libros de la Biblia?




De la separación entre iglesia y estado, y lo ideal de un estado laico.