martes, 17 de mayo de 2011

«El reino de los cielos no es para personas mansas; sólo las violentas lo arrebatan» ¿Dijiste eso, Jesús? 1 de 3

«El reino de los cielos no es para personas mansas; sólo las violentas lo arrebatan»

¿Dijiste eso, Jesús?

1 de 3

Héctor B. Olea C.

Es posible que a muchas personas les sorprenda el título de este artículo; sin embargo, también es posible que de manera automática lo asocien con un texto bíblico muy conocido del NT.

El texto al que hago referencia es Mateo 11.12. Puedo decir que en lo personal he sido testigo de cómo Mateo 11.12 ha sido usado -junto a otros textos que también vamos a considerar en este trabajo- para justificar cierto tipo de violencia incluso en la labor misionera y evangelizadora de la iglesia (la iglesia en el sentido cósmico).

Una idea muy popular (asociada con Mateo 11.12) es que en el reino de Dios, para entrar y permanecer, el uso de la violencia es un factor importante; pues sólo las personas violentas lo arrebatan, lo pueden hacer suyo, o ser parte de él. Pero, ¿es esto cierto?

Con respecto a la expresión «Reino de los cielos», me limitaré a decir que esta es propia de Mateo, pues las 33 veces en que se la encuentra en el NT (en 32 versículos bíblicos) en la Reina Valera 1960; todas corresponden al evangelio de Mateo. Por otro lado, la frase “reino de Dios” que se la encuentra en 70 ocasiones en 69 versículos bíblicos (en la Reina Valera 1960), se la encuentra en los cuatro evangelios (aunque domina en Lucas, con unas 32 menciones), en Hechos, Romanos, 1 Corintios, Gálatas, Colosenses y 2 Tesalonicenses.

Con relación a la mención de Juan el Bautista, Raymond E. Brown, comentando a Mateo 11.12, plantea: “No es claro respecto a si Juan Bautista precede al tiempo del Reino (es decir, corresponde al tiempo de los Profetas y la Ley) o pertenece a él (más probable)” «Introducción al NT», dos tomos, tomo I, página, 262.

Ahora bien, cabe preguntarse si la popular idea a la que hice referencia se debe a una mala traducción de Mateo 11.12, o una mala interpretación de dicho pasaje.

La «Biblia de Jerusalén Latinoamericana» advierte las dificultades de la exégesis de Mateo 11.12, cito: “Expresión diversamente interpretada: 1. El reino se gana al precio de duras renuncias. 2. El Reino hay que establecerlo, equivocadamente, por la violencia (los Celotas). 3. Los poderes terrenos quieren mantener el dominio temporal y se oponen violentamente, incluso con persecuciones, al nuevo orden de valores del Reino.

Por otra parte, mi tesis es que la traducción de Mateo 11.12 en la versión Reina Valera de 1960 y otras, si bien puede ser mejorada, no es propiamente la clave del problema, sino una desacertada lectura e interpretación que se ha hecho del mismo. De todos modos es cierto que también ha habido traducciones no muy acertadas.

A continuación citamos la forma en que se ha traducido el pasaje en cuestión en la serie Reina Valera 1909, 1960, 1995 y 2006.

Reina Valera 1909 “Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, al reino de los cielos se hace fuerza, y los valientes lo arrebatan.”

Reina Valera 1960 Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan.”

Reina Valera 1995 “Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan.”

Reina Valera Actualizada 2006 “Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos se apoderan de él”.

Ahora observemos cómo se ha traducido a Mateo 11.12 en otras versiones de la Biblia

Versión popular Dios Habla Hoy “Desde que vino Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los que usan la fuerza pretenden acabar con él

La Nueva Versión Internacional “Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos ha venido avanzando contra viento y marea, y los que se esfuerzan logran aferrarse a él”

La Nueva Biblia Española “Desde que apareció Juan hasta ahora, se usa la violencia contra el reinado de Dios y gente violenta quiere arrebatarlo”

La Biblia de Jerusalén “Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el Reino de los Cielos sufre violencia, y los violentos se hacen con él”

La Nueva traducción Viviente (Biblia Vida Abundante) “Desde los días en que Juan el Bautista comenzó a predicar hasta ahora, el reino del cielo ha venido avanzando con fuerza, y gente violenta lo está atacando”

Un elemento problemático en la traducción de Mateo 11.12

El elemento que es objeto de debate en la traducción de nuestro pasaje en cuestión es cuál se entiende que es la forma más adecuada en que se debe entender y traducir la forma verbal “biázetai”, del verbobiázo” (hacer o sufrir violencia). Una primera opción es traducirlo en voz activa, una segunda opción es traducirlo en voz pasiva, la tercera es traducirlo en voz media. Un factor a tomar en cuenta es que en el idioma griego del NT, en tiempo presente, así como el pretérito imperfecto, y el pretérito perfecto, las formas de las voz media son las mismas que de la voz pasiva. Esto significa que hay que tomar en cuenta otros factores, como el contexto, para decidir cuál ha de ser con mayor probabilidad la voz en que pensó y escribió originalmente el autor del texto. Pero además hay que tomar en cuenta si el verbo en cuestión es regular o deponente (defectivo). Este aspecto del verbo lo analizaré con suficientes detalles en la segunda parte de esta serie.

Pues bien, como forma verbal en voz pasiva “biázetai” significaríaes violentado, “sufre violencia”. Pero como forma verbal en voz media significaría “se violenta para sí, “en su favor”, “hace violencia” (superficialmente la distinción entre una traducción de la voz activa y una traducción de la voz media -no reflexiva- no es muy perceptible).

Ahora bien, ¿cuál es el sentido aquí, el de la voz activa, el de la pasiva o el de la voz media? Por el contexto, la respuesta es: la voz pasiva. Esto significa que una buena traducción de la primera parte de Mateo 11.12 es “El reino de los cielos sufre violencia” (hay quiénes ejercen violencia contra él).

Entonces, una traducción adecuada de Mateo 11.12 por completo, es:

“Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia (es víctima de la violencia), y los violentos lo arrebatan

Me parece pertinente citar aquí la traducción de Mateo 11.12 de la obra «Todos los evangelios, traducción íntegra de las lenguas originales de todos los textos evangélicos conocidos», dirigida por Antonio Piñero:

“Pero desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia y los que usan de la fuerza lo saquean”

Por su parte, William Hendriksen defiende el empleo de la voz media, y traduce: “Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora el reino está avanzando vigorosamente, y los hombres vigorosos están tomando posesión de él ansiosamente” («Comentario al Nuevo Testamento, El evangelio según Mateo», página 511).

Quizás un elemento importante ha ser tomado en cuenta en la traducción de Mateo 11.12 es la forma verba griega que se traduce “arrebatan”.

Lo que se ha traducido “arrebatan” es la forma verbal griega “jarpázousin” que está en tiempo presente, tercera personal del plural del verbo “jarpázo” (arrebatar, robar por la fuerza, raptar).

Un texto que nos ilustra muy bien el sentido del verbo “jarpázo” es Mateo 13.19 “Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el malo, y arrebata (“jarpázei”) lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto al camino”

Precisamente comentando el verbo “jarpázo”, el «Diccionario Teológico del Nuevo Testamento» (II tomos, Coen, Bereyreuther y Bietenhard), afirma: “El contexto de todo el evangelio de san Mateo y especialmente del capítulo 11 nos inclina más bien a pensar en los enemigos del reinado de Dios, que cierran al hombre el acceso al reino (compárese Mateo 23.13). El reino está presente en la persona de Jesús. Sólo porque es algo que realmente existe, puede ser arrebatado y puede sufrir violencia. Al igual que Jesús mismo está expuesto a sufrir violencia de parte de los que detentan el poder, el reino que con él comienza sólo puede abrirse camino a través de la lucha y del sufrimiento. Como heraldo suyo, Juan bautista forma también parte de los que padecen por causa del reino (Schlatter, Johannes der Taufer, 1975, 67 ss)” (tomo I, página 148).

Finalmente, con relación a quiénes son “los violentos” en este pasaje, me parece pertinente aquí el comentario que de Mateo 11.12 ofrece la «Biblia del peregrino de estudio» de Luís Alonso Schokel, cito: “Se discute el sentido de los “violentos”: a) Los enemigos del reino que se oponen con violencia a sus mensajeros. Herodes encarcelando al Bautista, sus partidarios; lo quieren arrebatar (13.19). b) Los seguidores de Jesús confundidos con un proletariado violento, y que se hacen de hecho con el reino”.

A manera de evaluación, pienso que de las dos opciones que presenta Schokel, la primera es más verosímil (los enemigos del reino que se oponen con violencia a sus mensajeros). La segunda posibilidad me parece que tiene pocas probabilidades, pues el hecho de que los seguidores de Jesús no fueran perseguidos y muertos cuando su líder fue crucificado, evidencia que el poder político romano no vio en ellos las pretensiones de alzarse con el reino ni de tener la capacidad para hacerlo.

Si el grupo de los seguidores de Jesús hubiera sido tan grande y peligroso, no sólo Jesús habría caído, sino muchas personas más. Este punto de vista es defendido por E. P. Sanders, en su clásica obra «Jesús y el Judaísmo» (página 435). Este autor también sostiene que si los romanos hubieran deseado eliminar a todos los dirigentes del nuevo movimiento, Pedro Juan y Santiago (Jacobo) no podrían haber seguido actuando en Jerusalén, como se ve en el libro de los Hechos (obra citada, página 409).

Aunque quizás sea innecesaria esta advertencia, me parece importante llamar la atención respecto al sentido de la frase “hasta ahora”. Esta frase no apunta al momento en que el lector moderno lee el texto, sino que, a la luz de su proceso redaccional, apunta más bien al momento en que dicho texto se redactó. Y por lo general se entiende que el evangelio de Mateo se escribió alrededor de los años 80 y 90 d. C. También hay una línea más conservadora que lo sitúa entre los años 70 y 80.

Ahora bien, ¿es posible que hoy, por lo menos en algunos contextos geográficos y sociopolíticos, se persiga a los cristianos, se use la violencia contra ellos? Claro que sí, pero ese no es el sentido de la expresión “hasta ahora” en Mateo 11.12.

No quiero ofrecer mi conclusión final sin antes citar por lo menos dos comentarios bíblicos.

El «Nuevo Comentario Siglo 21» comenta a Mateo 11.12 en la siguiente manera: “Algunos dicen que esto se parece a Luc. 16:16. Pero el lenguaje es muy diferente y significa más naturalmente “el reino de los cielos ha sido sometido a la violencia, y los hombres violentos lo atacan”. La referencia aquí es a la oposición violenta que siempre ha despertado la obra verdadera de Dios, vista ya en la prisión de Juan y pronto por verse en el rechazo oficial y la ejecución de Jesús.

El «Comentario Bíblico San Jerónimo»: “Este versículo resulta oscuro tanto en Mateo como en Lucas (16.16); es difícil saber si Lucas ha condensado una sentencia oscura o si Mateo la ha amplificado para explicarla. Puede significar que «el reino hace violencia» o que «el reino padece violencia». Según el primer significado, la sentencia afirmaría que el reino entra violentamente en el mundo (cf. 10.34), y los que están dispuestos a ser tan violentos como exige el reino lo arrebatan como una presa por aquella forma de renuncia que Jesús impone a sus discípulos. Numerosos intérpretes encuentran forzado este sentido; prefieren decir simplemente que el reino siempre ha estado expuesto a ataques violentos por parte de sus enemigos y ahora los sufre también. Esta interpretación no concuerda bien con el término «arrebatar» o «llevarse », que en griego se usa con el sentido de alzarse con el botín. Otra posibilidad refiere el versículo a la actualidad contemporánea e identifica a los violentos con el partido de los zelotas (cf. comentario a 10.4), que trataban de implantar el reino por la violencia. Ninguna de las interpretaciones propuestas resulta satisfactoria. La interpretación que Mateo hace del discurso, debido a la presencia del nombre de Juan en 11.12, es también un tanto violenta.”

Finalmente, puedo decir que la traducción que he defendido de Mateo 11.12 (“Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia [es víctima de la violencia], y los violentos lo arrebatan); es favorecida por la traducción que hace la obra «El documento Q», de James M. Robinson, Paul Hoffmann, publicada por Ediciones Sígueme.

Pues bien, la citada obra traduce a Mateo 11.12 en la siguiente manera: “La ley y los profetas llegan hasta Juan. Desde entonces el reino de Dios sufre violencia y los violentos tratan de apoderarse de él.”

En conclusión, Mateo 11.12 no afirma que las personas violentas son las que pueden entrar y permanecer en el reino de Dios, sino que los mensajeros del Reino de Dios, comenzando con lo ocurrido con Juan el Bautista, son víctimas de las acciones violentas de aquellos que se oponen a las implicaciones de su mensaje.


¡Hasta mañana con el favor de Dios!

3 comentarios:

  1. Ola y gracias x el aporte a este solitarios texto biblico de la ¨violencia¨ xtiana. Solo puedo aportar lo que dijo Pablo x revelacion divina ...no es con espada, ni con ejercitos, sino con tu Santo Espiritu, que se alcanzan las victoria en cristo Jesus!
    E X I T O S

    ResponderEliminar
  2. Bendiciones, visitando su blog nuevamente.
    Mi bog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Tb yo creo q se refiere a la violencia que sufre el Reino. De otro modo parece que se da de bofetadas con el resto del evangelio.
    Que no nos lo arrebaten! Con vuestra perseverancia salvareis vuestras almas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar