domingo, 13 de septiembre de 2015

Sobre el valor de la Biblia y su relación con la teoría de la inspiración

A propósito del mes de la Biblia. La cuestión no es que la Biblia pierda su valor si se admite que ella misma no declara ni reclama para sí el ser «inspirada», y si se procede con honestidad intelectual al reconocer lo manipulado que ha sido 2 Timoteo 3.16, y en que verdad dicho pasaje no dice lo que por lo general se nos ha hecho creer.

Los problemas y las dificultades surgen al procurar fundamentar el valor de la Biblia en un aspecto o cualidad no reclamada por ella, y que no fue para sus autores (hagiógrafos) un asunto a definir, a dejar establecido, o de preocupación alguna. 

En suma, el tema de la «inspiración de la Biblia», es más bien un asunto de gran preocupación teológica, no una preocupación bíblica; así de sencillo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario