lunes, 11 de abril de 2016

Si «la ruáj de YHVH» es admisible, «lo pnéuma de Dios», también lo es. Por Héctor B. Olea C.


No hay comentarios:

Publicar un comentario