jueves, 7 de abril de 2016

Jesús de Nazaret y su propuesta político partidista…

«Jesús es mi candidato» (o, «Mi candidato es Jesús»), expresión paradójica e incomprensible, empleada por personas cristianas y evangélicas (muchas veces tratando de ocultar en vano su pasión y real inclinación político partidista) que al final, o no acuden a las elecciones, o de hacerlo, votan por un candidato muy distinto a Jesús. Por supuesto, es comprensible que así resulten las cosas, pues, después de todo, no hay un país en el mundo donde Jesús se haya afiliado a un partido político y haya aceptado presentarse en boleta alguna, en torneo electoral alguno.  Así de sencillo. ¿Entonces?  

No hay comentarios:

Publicar un comentario