jueves, 21 de julio de 2011

Una adecuada traducción de 2 Timoteo 3.16 obliga a repensar también la interpretación de otros textos relacionados 1 de 2

Una adecuada traducción de 2 Timoteo 3.16 obliga a repensar también la interpretación de otros textos relacionados

1 de 2

Héctor B. Olea C.

En mi artículo de la semana pasada (http://www.facebook.com/note.php?note_id=10150240535569563) demostré que una acertada traducción de 2 Timoteo 3.16 -apegándonos a la gramática griega, así como a la forma en que hemos recibido el texto griego de dicho pasaje- sería «Toda (cada) escritura (escrito) inspirada (que está inspirada) por Dios, también es útil, para la enseñanza, para el convencimiento, para la corrección, para la instrucción en la justicia».

Ahora bien, a fin de demostrar que no estoy solo en este enfoque, voy a citar ahora, una serie de versiones de la Biblia que, por un lado, si bien no se identifican con mi propia traducción, por lo menos no coinciden del todo con la traducción de la Reina Valera 1960. Por otro lado, voy a citar ejemplos de versiones de la Biblia que coinciden perfectamente con mi traducción.

Pero antes de citar el testimonio de las versiones disidentes respecto de la Reina Valera de 1960, voy a enumerar ahora, a continuación, las versiones de la Biblia que coinciden con ella.

1) Reina Valera 1995: “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia”

2) Reina Valera actualizada 2006: “Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para la enseñanza, para la reprensión, para la corrección, para la instrucción en la justicia”

3) La Biblia en lenguaje sencillo (Biblia en lenguaje actual): “Todo lo que está escrito en la Biblia es el mensaje de Dios, y es útil para enseñar a la gente, para ayudarla y corregirla, y para mostrarle cómo debe vivir.”

Versiones de la Biblia que no coinciden del todo con la traducción de la Reina Valera 1960 (aunque concuerdan con ella en presentar la relación entre el sustantivo “grafé” y el adjetivo “theópneustos” como un adjetivo en posición predicativa (“es inspirada”), cuando en realidad es atributiva (“escrito inspirado”)

1) Reina Valera 1909: “Toda Escritura es inspirada divinamente y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instituir en justicia”

2) Reina Valera 1977: “Toda Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia”

3) Versión popular Dios habla hoy: “Toda Escritura está inspirada por Dios y es útil para enseñar y reprender, para corregir y educar en una vida de rectitud”

4) La Biblia textual 2001: “Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñanza, para refutación del error, para corrección, para instrucción en la justicia”

5) La Biblia de Jerusalén: “Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para argüir, para corregir y para educar en la justicia”

6) La Biblia del peregrino de estudios: “Toda Escritura es inspirada y útil para enseñar, argüir, encaminar e instruir en la justicia”

7) La Biblia Latinoamérica, edición pastoral: “Toda Escritura está inspirada por Dios y es útil para enseñar, rebatir, corregir y guiar en el bien”

8) La Biblia de las Américas: “Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia”

9) La nueva Biblia de los hispanos: “Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia”

Nótese cómo todas estas versiones de la Biblia coinciden en traducir el sustantivo “Escritura” sin artículo (en armonía con mi traducción), o sea “Toda Escritura” (tomando distancia de la Reina Valera 1960). Sin embargo, todas traducen a la vez (a diferencia de mi traducción) “es o está inspirada” (en armonía con la Reina Valera 1960).

Ahora traigo a colación el testimonio de las versiones de la Biblia que concuerdan totalmente con mi traducción de 2 Timoteo 3.16

1) La Biblia crítica Cantera – Iglesias: “Todo escrito inspirado por Dios [es] también provechoso para enseñar, para corregir, para enderezar, para educar en [la] justicia”

2) La Nueva Biblia Española 1976: “Todo escrito inspirado por Dios sirve además para enseñar, reprender, corregir, educar en la rectitud”

3) El Nuevo testamento Luís Alonso Schokel y Juan Mateos: “Todo escrito inspirado por Dios sirve además para enseñar, reprender, corregir, educar en la rectitud”

4) La Biblia Peshita: “Toda Escritura que ha sido escrita por el Espíritu, es provechosa para enseñanza, para amonestación, para corrección, para instrucción en la justicia”

5) La Sagrada Biblia, traducida de la Vulgata Latina: “Toda escritura inspirada de Dios es propia para enseñar, para convencer, para corregir, para dirigir en la justicia”

Ahora bien, como planteo en el título de este artículo, una reinterpretación de 2 Timoteo 3.16, también supone el replantearse la interpretación de otros textos bíblicos relacionados. Paso, pues, a esta fase.

1) 2 Timoteo 3.15 y la expresión «Sagradas Escrituras»

¿Cuál es la expresión griega traducida aquí “Sagradas Escrituras”? ¿A qué apunta el escritor de 2 Timoteo con esta frase? ¿Cuáles serán sus implicaciones? Una transliteración fonética de la expresión griega que está detrás de la traducción “Sagradas Escrituras” es “ta jierá grámmata”. Esta frase está compuesta por tres elementos: 1) un artículo (ta); 2) un adjetivo (“jierá”, que en su forma básica es “jierós); y 3) un sustantivo (“grámmata”, que en su forma básica es “grámma”).

¿Qué significa la palabra “grámma”? ¿Cuál es su significado y referencia aquí?

Según la «Concordancia Manual y Diccionario Griego-español del NT» (de pedro Otiz V.), la palabra “grámma” significa: letra, escrito, Escritura, instrucción, ley, comprobante de una deuda.

Los textos bíblicos en que se encuentra la palabra “grámma” en el Nuevo Testamento griego son (en la mención de estos textos incluyo la palabra “grámma”, entre paréntesis, al lado de la que es su traducción en cada pasaje):

Lucas 16.6-7 “Él dijo: Cien barriles de aceite. Y le dijo: Toma tu cuenta (“grámma”), siéntate pronto, y escribe cincuenta. 7Después dijo a otro: Y tú, ¿cuánto debes? Y él dijo: Cien medidas de trigo. Él le dijo: Toma tu cuenta (“grámma”) y escribe ochenta”

Juan 5.47 “Pero si no creéis a sus escritos (“grámma”), ¿cómo creeréis a mis palabras?”

Juan 7.15 “Y se maravillaban los judíos, diciendo: ¿Cómo sabe éste letras (“grámma”), sin haber estudiado?”

Hechos 26.24 “Diciendo él estas cosas en su defensa, Festo a gran voz dijo: Estás loco, Pablo; las muchas letras (“grámma”) te vuelven loco”

Hechos 28.21 “Entonces ellos le dijeron: Nosotros ni hemos recibido de Judea cartas (“grámma”) acerca de ti, ni ha venido alguno de los hermanos que haya denunciado o hablado algún mal de ti”

Romanos 2.27 “Y el que físicamente es incircunciso, pero guarda perfectamente la ley, te condenará a ti, que con la letra (“grámma”) de la ley y con la circuncisión eres transgresor de la ley”

Romanos 2.29 “sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra (“grámma”); la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios”

Romanos 7.6 “Pero ahora estamos libres de la ley, por haber muerto para aquella en que estábamos sujetos, de modo que sirvamos bajo el régimen nuevo del Espíritu y no bajo el régimen viejo de la letra (“grámma”)”

2 Corintios 3.6 y 7 “El cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra (“grámma”), sino del espíritu; porque la letra (“grámma”) mata, mas el espíritu vivifica. 7Y si el ministerio de muerte grabado con letras (“grámma”) en piedras fue con gloria, tanto que los hijos de Israel no pudieron fijar la vista en el rostro de Moisés a causa de la gloria de su rostro, la cual había de perecer”

Gálatas 6.11 “Mirad con cuán grandes letras (“grámma”) os escribo de mi propia mano”

2 Timoteo 3.15 “Y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras (“grámma”), las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús”

Como se ve, por lo general la palabra “gramma” hace referencia a un “escrito”, una “escritura”, etc. Ahora bien, en Romanos, 2 Corintios y Gálatas Pablo usa la palabra “grámma” para apuntar especialmente al pacto mosaico, en lo que a su aspecto material y formal se refiere, sus letras, sus disposiciones, no propiamente al espíritu del mismo. Por tal razón es que Pablo llega a la conclusión de que la letra (“grámma”), o sea, las disposiciones del pacto mosaico (no la erudición o intelectualidad como erróneamente se ha entendido) mata; pero el espíritu (el nuevo pacto) que se fundamenta en la victoria de Cristo sobre la muerte, produce vida.

Es más, en Romanos 7.1-6 Pablo desarrolla su tesis (especialmente en el versículo 4) de que por medio de la muerte (con la muerte) de Cristo, los seguidores de Jesús murieron a la letra (“grámma”) de la ley (la Torá), pero entran al régimen del nuevo pacto, el del Espíritu, precisamente por medio del Cristo resucitado. Es, pues, sobre esta base que Pablo asume una postura radical con respecto a la invalidez y superación de la Torá (mal traducida como ley) por el nuevo pacto que se fundamenta en la fe en el Cristo resucitado.

Ahora bien, en lo relativo específicamente a 2 Timoteo 3.15, puedo decir que es obvio, por el contexto, que en nuestro pasaje en cuestión, con la expresión “Sagradas Escrituras” (ta jierá grámmata) está haciendo referencia sólo al AT (y no sabemos a qué porción del mismo). Por otro lado, podemos decir que 2 Timoteo 3:16 con la expresión “Escritura”(grafé) hace referencia igualmente al AT (y no sabemos a qué porción del mismo), como también, muy probablemente, a una parte de la literatura canónica del Nuevo Testamento (aunque tampoco sabemos a qué porción del mismo, compárese 1 Timoteo 5.18). Incluso, el autor de 2 Timoteo 3.16 pudo tener en mente (podría estar pensando) en una parte de la literatura cristiana que finalmente quedó fuera del canon.

Por otro lado, 2 Pedro 1:21 tampoco habla de la inspiración total de la Biblia como la conocemos hoy, sino más bien y nada más que de la literatura profética del AT (esto deja de lado, las otras dos secciones del AT, la Toráh y la literatura de sabiduría o sapiencial). Ahora bien, es pertinente puntualizar que tampoco sabemos a qué porción de la literatura profética hace referencia 2 Pedro 1.21. De todos modos, no es imposible que el autor de 2 Pedro 1.21 (siguiendo a 1 Timoteo 5.18) haya tenido en mente alguna porción de la literatura canónica del NT así como alguna porción de la literatura cristiana que finalmente quedó fuera del canon del NT.

Quiero cerrar esta sección puntualizando que, analizando el uso de la palabra “Escritura” (“grafé”) en el NT (26 veces en 26 versículos bíblicos) haciendo referencia al AT, pienso que tenemos razones de peso para interpretar que tanto en 2 Timoteo 3.16 como en 1 Pedro 1.21 la referencia primaria de la palabra “Escritura” es a alguna porción del AT (no sabemos cuál). Luego, como una verdadera posibilidad, pero muy remota, la palabra “Escritura” podría haber incluido en la mente del autor del NT, alguna porción de la literatura propiamente cristiana (canónica o no); considérese como caso único (por su señalamiento directo) a 1 Timoteo 5.18.

¡Hasta mañana con el favor de Dios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada