domingo, 29 de mayo de 2016

Unos apuntes más sobre la situación de la mujer en la Biblia


A propósito del día de las madres en la República Dominicana


Héctor B. Olea C.


En la República Dominicana a diferencia de otros países, se celebra y conmemora el “día de las madres” el último domingo del mes de mayo, y el “día de los padres”, el último domingo del mes de julio.  

Ahora bien una situación bien conocida por las personas que residen en la República Dominicana es que el “día de las madres” tiene una resonancia y transcendencia en los medios de comunicación masiva, y en lo que al aspecto comercial se refiere, que jamás logra la conmemoración del “día de los padres”.


Una exégesis de Proverbios 31.10-31 en perspectiva de género.



Ciertamente subyace en el imaginario colectivo del pueblo dominicano la idea de que a pesar de todo lo que pueda hacer la figura paterna, sin negar su abnegación y su aporte al hogar en todo lo que tiene que ver con la economía del hogar y su participación activa en todos los aspectos del mismo; al final y después de todo, es el amor de madre el amor que más se asemeja al gran amor de Dios, y es en ciertos sentido, la madre y no el padre, la figura que viene a representar mejor las ideas por lo general asociadas a la figura divina.  

En consecuencia, llama la atención el contraste que en este aspecto muestra la cultura dominicana, el imaginario social del pueblo dominicano, incluso el pensamiento cristiano, y sin hacer exégesis alguna, en relación a la forma en que la Biblia coloca a la madre y por lo general a la mujer, en un lugar secundario, de segundo orden en el hogar, en la sociedad y en todo lo que tiene que ver con la vida religiosa y sus instituciones.


Ciertamente parece que el imaginario colectivo de la República Dominicana (como el de otros pueblos latinoamericanos, y de los pueblos de otras latitudes), le ha hecho justicia y ha reivindicado a la mujer en un aspecto en el que la Biblia como un todo, siempre colocó a la mujer en una situación de franca desventaja en relación al varón.  

Precisamente quiero ahora llamar la atención respecto de la manera en la que en ocho binomios bíblicos, la mujer jamás fue colocada como el primer término, dejando ver sin duda, y con claridad meridiana, la forma en que tanto en el plano sociocultural como en el religioso, la mujer era vista un tanto inferior al varón, y jamás en un plano de igualdad, sino siempre de desventaja.

El primer binomio es: «varón-hembra». Este se lo encuentra sólo en cuatro ocasiones en toda la Biblia, dos en el AT y dos en el NT: Génesis 1.27; 5.2; Mateo 19.4; Marcos 10.6.

En segundo binomio es: «hombre-mujer». Este se lo encuentra sólo en dos ocasiones en toda la Biblia, y ambas en el AT: Génesis 3.8; Jeremías 44.7.

El tercer binomio: «esposo-esposa». Este se encuentra una sola vez en toda la Biblia, específicamente en el NT: Apocalipsis 18.23.

El cuarto binomio es: «padre-madre». Este se lo encuentra en trece ocasiones en doce versículos bíblicos, AT y NT: Deuteronomio 21.19; Jueces 14.3, 4; 1 Samuel 22.3; 2 Reyes 3.2; Ester 2.7; Salmo 27.10; Proverbios 23.25; Zacarías 13.3 (dos veces); Mateo 19.5; Lucas 14.26; Juan 6.42.       

El quinto binomio es: «hijos-hijas». Este se lo encuentra en treinta y dos (32) veces en treinta y un (31) versículos bíblicos, y una sola ocasión en el NT (2 Corintios 6.18).

El sexto binomio es: «hermano-hermana» (en singular). Este lo encontramos en sólo dos ocasiones en toda la Biblia, y sólo en el NT: Mateo 12.50; Marcos 3.35.

El séptimo binomio es: «hermanos y hermanas». Este lo encontramos en sólo dos ocasiones en toda la Biblia, una en el AT (Josué 2.13) y la otra en el NT (Lucas 14.26).

El octavo binomio es: «esclavos-esclavas». Este lo encontramos en una sola ocasión en toda la Biblia, específicamente en el AT: Levítico 25.44.

Finalmente, a pesar de toda la evidencia bíblica presentada, a pesar de que es la «madre» la que aparece como segundo término del binomio «padre-madre»; el imaginario colectivo del pueblo dominicano más bien ha leído, e insiste en leer: «Honra a tu madre y a tu padre», así de sencillo.

¡Feliz día de la madre, mujer dominicana, y del mundo!



No hay comentarios:

Publicar un comentario