viernes, 13 de mayo de 2016

La llamada «Biblia Exacta», ¿una paráfrasis o una traducción?

Héctor B. Olea C.

Está en pleno desarrollo un proyecto de traducción de la Biblia que, por algunos elementos, hay que describirla como un proyecto judío-mesiánico. Tal proyecto de traducción se está vendiendo como la «Biblia Exacta». También se la está describiendo y presentando no como una versión, ni como una revisión; sin embargo, si es una traducción (cosa que no niegan las personas responsables de este proyecto), entonces es una versión, aunque paradójicamente no lo admitan o no lo entiendan sus editores.   

Además, cabe preguntar: ¿Traducción a paráfrasis? Por un lado, lo primero que hay precisar aquí es que la paráfrasis no es en sí una traducción, no es un método de traducción; por otro lado, que por el ejemplo que voy a considerar aquí, ciertamente tiene esta versión de la Biblia los matices de ser más bien no una traducción propiamente dicha, sino y más bien una paráfrasis, aunque quizá no lo sea por completo. En tal sentido, habrá que esperar la presentación final del producto que salga de este proyecto.

Pues bien, el texto bíblico que voy a considerar aquí como caso ilustrativo es Marcos 8.10, que textualmente dice (traducción que personalmente he hecho): «E inmediatamente después de haber entrado con sus discípulos en la barca, se dirigió a las regiones (o comarcas) de Dalmanuthá (Dalmanuta)».         

Una observación: Si bien en el texto griego «ta mére» está en plural: “comarcas”, “regiones”; lo cierto es que este plural puede ser muy bien traducido en singular: «a la región de» (en general y sin restricción, ni delimitación precisa alguna). De todos modos, y para evitar algunas complicaciones, quizá sea preferible traducir directamente el plural y punto.   

Ahora voy citar, textualmente y sin manipulación alguna, la traducción que la versión en cuestión hizo de Marcos 8.10, cito: «E inmediatamente, habiendo [dando] caminado [paso] [puesto la planta del pie] hacia el interior de la [el] barca [bote], vino con Sus aprendedores [alumnos] [discípulos] hacia el interior de las partes de Dalmanoudsá [Dalmanuta]».

Finalmente, habiendo considerado la traducción, después de tener de frente la traducción que la llamada «Biblia Exacta» ha hecho de Marcos 8.10, insisto en preguntar: ¿Traducción o paráfrasis? En lo personal, pienso que la respuesta es demasiado obvia. De todos modos, sea usted  mismo (a) el (la) jurado, así de sencillo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario