lunes, 3 de octubre de 2016

Salmo 141.5 y la problemática respecto de su traducción


Cuestiones de exégesis y traducción bíblica


Héctor B. Olea C.

La razón de este artículo se encuentra en la inquietud que me planteó un interesado lector que me honra con su lectura y con su visita a mi blog. En su inquietud, el referido lector me expresó su interés por conocer mi punto de vista en cuanto a la segunda parte del Salmo 141.5, pues él había observado variantes notables al leer dicho texto en distintas versiones de la Biblia.  

Es, pues, este breve artículo, mi reacción a la inquietud que me expresó la persona en cuestión.

Procedimiento: El desarrollo de este artículo supondrá el siguiente procedimiento. En primer lugar, voy a citar algunas versiones de la Biblia representativas, a fin de hacer resaltar la problemática y las diferencias que muestra la traducción del Salmo 141.5, y conocer la falta de uniformidad con que ha llegado al público el pasaje en cuestión.  

En segundo lugar, voy a analizar el texto hebreo (Tanaj) y griego (Septuaginta) del referido salmo, a fin de mostrar qué es lo que en realidad dicen dichos textos, y cómo dichas formas textuales se han visto reflejadas en mayor o en menor grado en las distintas versiones de la Biblia aquí mencionadas, a manera de ejemplo e ilustración.   

Ahora bien, aunque la inquietud de mi referido lector tenía que ver estrictamente con la segunda parte del pasaje bíblico en cuestión, por necesidad tuve que abordar la problemática del pasaje por completo.

La traducción del Salmo 141.5 en algunas versiones de la Biblia

Observemos la traducción del Salmo 141.5 en algunas versiones de la Biblia representativas, poniendo especial atención a la segunda parte del mismo:

«Las Biblia de las Américas (LBLB)»: «Que el justo me hiera con bondad [a] y me reprenda; es aceite sobre la cabeza; no lo rechace mi cabeza, pues todavía mi oración es contra las obras impías».

«Dios Habla Hoy (DHH)»: «Es un favor que el hombre honrado me castigue, un perfume delicado que me reprenda. Tales cosas no rechazaré; a pesar de sus golpes, seguiré orando».

«Reina Valera Actualizada 2015 (RVA): «Que el justo me castigue y me reprenda será un favor. Pero que el aceite del impío [a] no embellezca mi cabeza, pues mi oración será continuamente contra sus maldades».

«Reina Valera Contemporánea 2011 (RVC)»: «Que el hombre honrado me castigue, será un acto de misericordia, pero no quiero que sobre mi cabeza se derrame el perfume de los malvados. En mis oraciones pido sin cesar que reprendas sus malas acciones».

«Nueva Traducción Viviente (NTV)»: «¡Deja que los justos me golpeen! ¡Será un acto de bondad! Si me corrigen, es un remedio calmante; no permitas que lo rechace. Pero oro constantemente en contra de los perversos y de lo que hacen».

«Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras (TNM)»: «Si me golpeara el justo, sería una bondad amorosa; y si me censurara sería aceite sobre mi cabeza, que mi cabeza no querría rehusar. Porque todavía habría aun mi oración durante las calamidades de ellos».  

«Biblia de Jerusalén 1976 (BJ)»: «Que el justo me hiera por amor, y me corrija, pero el ungüento del impío jamás lustre mi cabeza, pues me comprometería aún más en sus maldades».

«Biblia de Jerusalén 1998 (BJ)»: «Que el justo me hiera por amor, y el leal me corrija, pero nunca el malvado perfume mi cabeza, pues así seguiría implicado en sus maldades».

«Biblia del Peregrino edición de estudio (BP)»: «Que el juste me golpee y el leal me reproche, que el ungüento del impío no perfume mi cabeza; mi suplica persiste en sus desgracias»

El texto hebreo y griego del Salmo 141.5

Paso ahora a considerar el texto hebreo (Tanaj) y griego (Septuaginta) del Salmo 141.5

Una transliteración fonética del texto hebreo que está detrás de la segunda parte del Salmo 141.5 es «ki-od utefilati beraotejem», que traducida literalmente dice: «Porque (o pero) continua será mi oración (plegaria) contra las maldades de ellos» (en alusión a «los que hacen iniquidad» del versículo 4).

Por otro lado, llama la atención la diferencia que muestra el texto griego (Septuaginta) del Salmo 141.5, en relación al texto hebreo del mismo.

Resulta que mientras que el salmo 141.5 (completo) en el hebreo dice: «Que el justo me castigue es un favor, que me corrija es un aceite que no ha de rechazar mi cabeza; porque mi oración continua es contra las maldades de aquellos».

La Septuaginta, por su parte, tradujo: «Que me instruya el justo con misericordia (piedad), y me corrija; pero no unja mi cabeza el aceite del pecador, pues todavía mi oración es en contra de sus deseos (de ellos, de aquellos, en alusión a los que hacen maldad, del versículo 4)».

Observación:

A pesar de las diferencias señaladas entre el texto hebreo y el texto griego del Salmo 141.5 (140.5 en la Septuaginta); lo cierto es que a su manera ambos coinciden en apuntar al pasaje inmediatamente anterior. En tal sentido, la segunda parte del Salmo 141.5 en el texto hebreo («Porque continua es mi oración –plegaria- contra las maldades de ellos –de aquellos-»); y la segunda parte del referido salmo en el texto griego («pues todavía mi oración es en contra de sus deseos –de ellos- de aquellos-»); apuntan a las personas que hacen maldad, del versículo 4.

No hace referencia la expresión «en contra de sus deseos», en la Septuaginta, al “pecador que el salmista dice que no quiere que unja su cabeza”; pues en el texto griego, la palabra «pecador» está en singular («jamartolú»), mientras que «sus deseos» en griego, es la traducción del pronombre personal de la tercera persona plural, de género masculino, en caso genitivo, «autón», que demanda como antecedente un nombre en plural y no en singular; pero como ya dijimos, «jamartolú» está en singular.

En consecuencia, no queda otra opción que admitir que la segunda parte del Salmo 141.5 incluso en la Septuaginta, apunta indefectiblemente a las personas que hacen maldad (iniquidad) del versículo 4.   


¡Sea usted el jurado!


¡Hasta la próxima!

1 comentario:

  1. MUCHAS GRASIAS POR ATENDER MI DUDA.
    AHORA ESTUDIANDO HECHOS 11:26 ME FIJE QUE SOLO DOS TRADUCCIONES DE LA BIBLIA LA TRADUCCION DEL NUEVO MUNDO Y UNA EN INGLES LA YOUNG TRADUCEN EL TEXTO GRIEGO CHREMATIZO COMO PRODECENCIA DEL CIELO EL NOMBRE CRISTIANOS, EN NINGUNA BIBLIA QUE SE DE MI CONOCIMIENTO LO TRADUCCEN ASI
    DESEARIA SABER SU OPINION AL RESPECTO
    DE NUEVO SALUDOS DESDE TIJUANA MEXICO

    ResponderEliminar