miércoles, 12 de octubre de 2016

Mi reflexión personal en relación a la conmemoración del 12 de octubre


Por una mejor visión de todo el ser humano


Héctor B. Olea C.


En ocasión de la conmemoración del 524 aniversario de la llegada del almirante Cristóbal Colón a las tierras que luego recibirían el nombre de «Continente Americano»; es precisa para insistir en la lucha contra todo tipo de etnocentrismo. En tal sentido es oportuno reafirmar el hecho de que ningún pueblo es superior a otro, pues ningún ser humano es superior a los demás.

Por otro lado y, en relación específica al llamado «etnocentrismo religioso», es preciso puntualizar que una cosa es ser «antisemita» (lo cual es criticable como el ser «anti» frente a otro grupo humano cualquiera, y no olvidemos lo radicalmente antisemita que es el cristianismo); y otra, el adherirnos a la idea de que el pueblo judío es superior al resto de los pueblos.

En tal sentido, pienso que es oportuno tener en cuenta las siguientes preguntas: 

¿Es el judaísmo como tal, como se conoció en el primer siglo de nuestra era, una religión postexílica o no? ¿No comporta el judaísmo una asimilación, alejamiento, crítica, revisión y transformación de la herencia cultural y religiosa cananea? ¿No muestra la religión del pueblo hebreo el anhelo de ser la superación de la herencia cultural y religiosa cananea?

¿Transmite la Biblia Hebrea o no, una visión sesgada de la herencia cultural y religiosa de los pueblos cananeos?

¿Transmite o no, el NT o no, una visión sesgada de la herencia cultural y religiosa hebrea? ¿Supone o no, el NT, una peculiar lectura y reinterpretación del AT?

¿No muestra y supone el cristianismo el anhelo de ser la superación de la religión del pueblo hebreo? ¿No comporta el cristianismo una asimilación, alejamiento, crítica, revisión y transformación de la herencia cultural y religiosa del pueblo hebreo?

En resumen, asumiendo, pues, la Biblia como lo que realmente es, el fruto de una larga historia de conflictos (Israel versus los pueblos cananeos; luego el cristianismo como movimiento propiamente gentil versus el pueblo hebreo), revisiones, reinterpretaciones y un complejo proceso de elaboración literaria (proceso que supuso asimilación, interpolaciones, ajustes, adaptaciones y fundición de tradiciones distintas, en tensión, conflicto y hasta contradictorias); en una fecha como hoy, como en cualquier otra, se hace necesario insistir en la igualdad de todo ser humano, en la necesidad de subrayar el hecho de que ningún pueblo es superior a  otro, que la herencia cultural de un pueblo no es superior a ninguna otra y que, por lo tanto, se impone que desarrollemos y fomentemos una mejor visión del otro; al fin y al cabo es, ni más ni menos, nuestro perfecto semejante, así de sencillo. 




¡Hasta la próxima!  

No hay comentarios:

Publicar un comentario