miércoles, 15 de julio de 2015

Una vez más, el congreso no asume su responsabilidad

Una vez más, el congreso no asume su responsabilidad

Una vez más, como en otras ocasiones, en especial para el proceso de reforma que dio a luz la actual Constitución dominicana, personas que muy bien se sabe tienen de cristiano lo que este pueblo tiene de budista; se ponen el traje de religiosos y de teólogos con tal de sacarle el cuerpo a una responsabilidad que les atañe como miembros del Congreso nacional. Por supuesto, no podemos obviar el hecho de que un factor determinante para explicar esa actitud, al menos en parte, es el temor al chantaje que le presenta un sector de la comunidad evangélica, en armonía con un sector dominante de la iglesia católica.

De todos modos, es obvio que ignoran que los votos de la comunidad evangélica nunca se han depositado en un mismo saco, y que no existe entre la comunidad evangélica la unidad y el consenso del que muchas veces se presume, y que se aparenta, en este como en otros aspectos.     

Por otro lado, pienso que lo ocurrido ayer en la Cámara de diputados, invita a tomar en cuenta las siguientes consideraciones:  

En primer lugar, se pone de manifiesto que al parecer muchos de nuestros congresistas no conocen bien la actual Constitución dominicana; esto así, pues de lo contrario sabrían que la misma establece la libertad de conciencia y de culto, en su artículo 45. En consecuencia, no estarían obligados a ponerse un traje que todo el mundo sabe que no le encaja, sólo con el fin de justificar su rechazo al proyecto de ley de educación sexual y salud reproductiva. Sencillamente, a la luz de la misma Constitución, se les reconoce todo el derecho de justificar su acción (con argumentos convincentes o no), pero sin la necesidad de apelar a un supuesto cristianismo, cuya apelación es sencillamente una burla para este pueblo, que por cierto, merece un poco más de respeto de sus congresistas.

En segundo lugar, que al decir sin más, que es un proyecto de ley contrario a la Constitución, una vez más ponen de manifiesto que al parecer no conocen muy bien nuestra Constitución, pues de lo contrario habrían sido más puntuales en especificar y destacar los aspectos y los artículos de la Constitución con los cuales el proyecto de ley en cuestión riñe y entra en conflicto.

Ahora bien, en este punto me llama la atención que legisladores que frente al proyecto reeleccionista e inconstitucional (pues necesito de una reforma forzada y muy cuestionada de la Constitución) de Danilo Medina, y frente a otros asuntos de su particular interés, se mostraron y se han mostrado muy irrespetuosos de la misma Constitución y han puesto de manifiesto que para ellos la misma no es más que un simple pedazo de papel; ahora estos mismos legisladores se hayan mostrado tan constitucionalistas y tan apegados a los dictámenes de la Constitución. Además, ¿Por qué no mencionaron en esta ocasión la posibilidad de una futura reforma a la Constitución a fin de hacer viable el proyecto en cuestión? ¿Por qué y, sin embargo, se mantiene en agenda otra posible reforma a la Constitución para viabilizar y concretar los acuerdos del PLD y el proyecto reeleccionista de Danilo Medina con el PRSC y con el PRD?  

En tercer lugar y, finalmente, pienso que es preciso admitir, sin duda, que tenemos que seguir trabajando y fortaleciendo la lucha para que la prerrogativa constitucional que establece el artículo 97 de nuestra Constitución, respecto de la llamada iniciativa legislativa popular, sea muy pronto una realidad concreta y tangible. Esto así, en virtud de que definitivamente, lo que no es asunto del interés particular de nuestra clase política dominante, no resulta viable, ni hay forma de que sea considerado con el debido respeto por nuestros congresistas; no así, sin embargo, cuando se trata de un asunto de su particular interés, pues de inmediato se declara de urgencia y sin duda, un asunto de interés nacional (aun cuando el verdad no lo sea)  y que amerita que sobre el mismo se delibere en el menor plazo posible, y al costo que sea, incluso apelando a instrumentos y procedimientos antidemocráticos y contrarios a la misma Constitución, así de sencillo.


¡Muy buenas noches! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario