miércoles, 15 de julio de 2015

No le ofrezcas al otro, lo que no deseas para ti

No le ofrezcas al otro, lo que no deseas para ti

El que personas de la comunidad evangélica apelen al recurso y chantaje (siguiendo el triste ejemplo de un sector de la iglesia católica) de identificar a los congresistas que apoyan el proyecto de ley de educación sexual y salud reproductiva (actualmente en la cámara de diputados), invitando a las personas a que no voten por ellos, y que por otro lado, candidatos mismos también se hayan expresado en contra de dicho proyecto; puede originar, como efecto directamente proporcional, el que igualmente los sectores de la sociedad dominicana que sí apoyan el proyecto de ley en cuestión, inviten a la población dominicana a no favorecer con su voto a las personas con candidaturas (congresuales y municipales), que estén identificadas como procedentes de la comunidad evangélica.

En este sentido, insisto en recalcar que es preciso evitar esa incoherente e incomprensible actitud, tanto en el plano personal como social, de ofrecerle con tanta vehemencia a otros, lo que muy bien sabes que no deseas para ti, así de sencillo.   

¡Muy buenos días!




No hay comentarios:

Publicar un comentario