sábado, 16 de julio de 2016

¿«Malaquías» o «Malquías» (y «Melquías»)?


Una vez más, cuestiones de traducción bíblica

Héctor B. Olea C.

Después de dejar establecido que no hay en el texto hebreo ni en la Septuaginta un nombre propio en el capítulo 1.1 ni en el 3.1 del libro perteneciente al conjunto de los llamados «profetas menores» (conocido como «Malaquías», gracias a las versiones de la Biblia); y por ende establecer como opción desacertada el empleo de dicho nombre para el referido libro; quiero reaccionar ahora a la sección de «onomástica» del «Diccionario bíblico hebreo-español» de Luís Alonso Schokel, que plantea la existencia del nombre «Malaquías» como sustantivo o nombre propio en los siguientes textos bíblicos: 

a)    Padre de Pasjur: Jeremías 21.1

b)    Nombre de dos levitas: 1 Crónicas 6.25; Nehemías 12.42

c)    Miembros de linajes sacerdotales: Nehemías 10.4; 11.12; 1 Crónicas 9.12; 24.9

d)    Nombre de varios judíos: Esdras 10.25, 31; Nehemías 3.11

e)    Nombre de dos asistentes de Nehemías: Nehemías 3.14, 31

f)     Identificación de uno de Esdras: Nehemías 8.4

Ahora bien, me es preciso decir que en todos estos pasajes, en el texto hebreo se lee el nombre o sustantivo «malkiyáh», traducción: «Malquía» (o Malquías). La Septuaginta tradujo: con «Meljías» (o Melkias).

g)    Nombre proprio («Malaquías»): Jeremías 38.6

Con relación a este último pasaje, diré que en el texto hebreo se lee el nombre «malkiyáhu»; y en la Septuaginta se lee el nombre: «Meljías» (o Melkias).

Finalmente, como evaluación y conclusión final, pienso que, siguiendo el ejemplo de la versión «Reina Valera 1960» y la «Biblia de Jerusalén», que ambas tradujeron el hebreo con «Malquías» (a pesar de que ambas erróneamente coinciden en emplear el nombre «Malaquías» sólo y únicamente en el capítulo 1.1 del libro de del AT conocido con ese dicho nombre); y siguiendo también la traducción de la Septuaginta hecha por G. Jünemann B., que tradujo el griego con «Melquías»; las traducciones «Malquías» y «Melquías», son preferibles en lugar del muy conocido «Malaquías».

Para terminar, quiero insistir en el rechazo del nombre «Malaquías», puesto que si bien la Septuaginta titula al libro de los profetas menores en cuestión con el nombre «Malajías» (o sea, «Malaquías»); textualmente no favorece su uso, como ya lo he demostrado.
   


¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario