domingo, 10 de julio de 2016

La Biblia y las relaciones sexuales prematrimoniales






5 comentarios:

  1. Estimado Héctor, eres un biblista escandaloso.
    Escandalizas a los niños fundamentalistas del evangelismo y a los infantes tradicionalistas del catolicismo. Lo que, por cierto, es una noble tarea.
    Supongo que eres consciente de que Torquemada desde el más allá, y sus amigos del más acá, leen un artículo como este que publicas y entonces te lanzan miradas llenas de odio ardiente...
    (Ya sé. Como eres un hombre sabio, te has vuelto incombustible. Que Dios te guarde.)

    ResponderEliminar
  2. Excelente estudio. Me quedan algunas preocupaciones que tienen relación con la realidad actual: es definitivo que no se hace referencia a las relaciones sexuales pre matrimoniales en la Biblia y cuálea son las características religiosas de la vida sexual en Israel?
    El matrimonio, qué estatus legal religioso tiene en la Biblia?

    ResponderEliminar
  3. Interesante, pero ignora dos versículos importantísimos que alteran toda la interpretación:

    Exo 22:16 Si alguno engañare a una doncella que no fuere desposada, y durmiere con ella, deberá dotarla y tomarla por mujer. 17 Si su padre no quisiere dársela, él le pesará plata conforme a la dote de las vírgenes

    Deu 22:28 Cuando algún hombre hallare a una joven virgen que no fuere desposada, y la tomare y se acostare con ella, y fueren descubiertos; 29 entonces el hombre que se acostó con ella dará al padre de la joven cincuenta piezas de plata, y ella será su mujer, por cuanto la humilló; no la podrá despedir en todos sus días.

    O se les pasó exponer esto o lo ignoraron

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermano, una lectura detenida y juiciosa de ambos pasajes que mencionas, pone de relieve que ambos pasajes, al unísono, no versan sobre las relaciones sexuales consensuadas de dos personas, al margen de una relación formal de pareja, ni de las relaciones sexuales prematrimoniales de una pareja previamente comprometida (en la antesala de un matrimonio); sino que de manera estricta versan y norman los casos de violaciones sexuales, los casos en que una mujer presumiblemente virgen, y no casada, era sometida a una relación sexual forzada, no consensuada, sin su consentimiento (para la consideración de la legislación en aquellos casos en que la mujer violada estaba comprometida o casada, véase Deuteronomio 22.25-27; por supuesto, la relación sexual consensuada de una mujer comprometida o casada con un varón que no era su pareja, se asumía como “adulterio”, Deuteronomio 22.23-24); pero que lamentablemente obligaba a la mujer a recibir el castigo de aceptar a su victimario como esposo y, por supuesto, sujetarse a él.

      Ahora, si bien la legislación mosaica que leemos en Éxodo 22.16-17 y Deuteronomio 22.28-29 castigaba al varón con tener que tomar por esposa a la mujer que violara, en caso de estar ésta comprometida o casada, dándole así la debida protección social que suponía el matrimonio para la mujer; no es menos cierto que dicha legislación no tomada en cuenta los sentimientos ni el estado de ánimo de la mujer, ni su punto de vista, como tampoco lo había tomado en cuenta su victimario.

      Consecuentemente, es demasiado evidente que los dos pasajes en cuestión no invalidan ninguna de las conclusiones de mi trabajo, así de sencillo.

      Eliminar
  4. Hola. No se si se envió mi opinión. Repito por las dudas. Pienso que el texto es interesante pero carece de explicación para textos claves como cuando Pablo dice " es mejor casarse que estar quemándose". Haciendo alusión indirecta a que hay que casarse de otro modo habría dicho " si te estás quemando, ten sexo con tu novia y ya". De este modo, creo que Pablo dijo que sexo premarital no es aceptado como válido. Saludos cordiales Dr. Olea.

    ResponderEliminar