viernes, 10 de febrero de 2017

«Dios, Patria y Libertad»


A propósito del mes de la Patria


Héctor. B. Olea C.

De los tres términos que componen el lema que marcan el Escudo de la Bandera Nacional de la República Dominicana (artículos 31 y 32 de la Constitución): «Dios, Patria y Libertad», al margen de los insolubles e irreductibles problemas y conflictos teológicos que confrontan y originan tensión entre los grupos cristianos (católicos, evangélicos y otros); en mi opinión, los menos comprendidos por un gran sector de la comunidad católica y de la comunidad evangélica, son  precisa y muy lamentablemente: «Patria» y «Libertad».

Esto así, por un lado, porque no llegan a comprender, y parece que jamás lo comprenderán, que «Patria» e «Iglesia» (o su particular comunidad de fe) no son términos sinónimos, y nunca serán lo mismo; y por otro lado, porque tampoco llegan a comprender que la prerrogativa constitucional de la «Libertad» de conciencia, de creencia y de cultos (artículo 45 de  la Constitución), implica de manera intrínseca, el derecho a la increencia u otro tipo de creencia, por parte del resto de la población, el derecho de identificarse o no, y de pleno derecho, con alguna corriente religiosa (católica o evangélica, u otra), sin que se les coarten sus derechos y su libertad de expresión y asociación, en sujeción al orden público y al  marco jurídico vigente, así de sencillo.


De la separación entre iglesia y estado, y lo ideal de un estado laico.




Cuál es la religión oficial de República Dominicana?



Inconstitucionalidad del Concordato y de la Ley 44-00, por Benjamín Olea Cordero





¡Hasta la próxima!  

No hay comentarios:

Publicar un comentario