miércoles, 8 de junio de 2016

De la manipulación textual y el conocimiento de los idiomas bíblicos




El conocimiento de los idiomas originales de la Biblia y el poder leer los textos bíblicos en sus idiomas originales y con los propios ojos; capacita a la persona, cuando además se actúa no sólo con sentido crítico, sino autocrítico también, para ser consciente de la manipulación textual que ha llevado a cabo la tradición teológica y eclesial ajena (como agente difusor y comentador de la Biblia), así como de las manipulaciones textuales de su propia tradición teológica y eclesial, igualmente, como agente difusor y comentador de la Biblia. 


Por qué es importante aprender los idiomas en que fueron escritos los libros de la Biblia? (Video)



Por supuesto, la manipulación textual de los textos bíblicos se hace sutil y principalmente en dos formas: en primer lugar, en la forma de traducir ciertos textos bíblicos de especial interés y relevancia para la particular teología del agente difusor de la Biblia que, por supuesto, no actúa de manera inocente y mucho menos de manera desinteresada; y en segundo lugar, en la forma de comentar especialmente ciertos textos bíblicos en particular.     

Ahora bien y, en honor a la verdad, la manipulación de textos bíblicos en las dos formas mencionadas, no ha sido llevada a cabo sólo por los llamados «Testigos de Jehová» en su versión de la Biblia (Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras); y por los «Adventistas del Séptimo Día», con la publicación de la llamada Nueva Reina Valera 1985, Nueva Reina Valera del año 2000, y la llamada Nueva Versión Reina Valera Versión Siglo XXI, del año 2009 (tercera edición). En realidad, tanto versiones de la Biblia producidas y comentadas por biblistas y especialistas católicos, como versiones de la Biblia producidas y comentadas por biblistas y especialistas protestantes, también han sido objeto de manipulación textual.  
En suma, se quiera admitir o no, ningún agente difusor de la Biblia ha resistido la tentación de llevar a cabo algunas manipulaciones textuales, con tal de legitimar y allanarle el camino a su particular teología; y en tal sentido, el conocimiento de los idiomas originales de la Biblia, unido a una actitud crítica y autocrítica, ayuda a detectar, evaluar, desenmascarar y a proponer la superación de las mismas, así de sencillo. 

¡Hasta la próxima!

1 comentario:

  1. SALUDOS HERMANOS EL TODOPODEROSO LES BENDIGA.
    MUY CIERTO, DEBEMOS ESTUDIAR LOS IDIOMAS EN QUE FUERON VERTIDAS LAS ESCRITURAS PARA INVESTIGAR EN LO POSIBLE EL MENSAJE ORIGINAL DEL CREADOR.

    ResponderEliminar