miércoles, 15 de junio de 2016

El nombre hebreo de los libros del Pentateuco, y algo más



Héctor B. Olea C.

Aunque la Biblia como tal, como la conocemos, AT y NT juntos, es propiamente de facturación cristiana; no es menos cierto que los cristianos mismos tienen el derecho de saber, con relación especial al AT, cuando un elemento o factor es propiamente hebreo, y cuando uno es específicamente cristiano.   

Por otro lado, si bien el acercamiento de los autores del NT al AT fue básicamente  vía la Septuaginta; es preciso puntualizar que siempre y cuando se afirme y defienda el apego a los textos hebreos del AT, la traducción del AT, aunque realizada por manos cristianas; se debe ajustar a los textos hebreos del AT y no a la Septuaginta; como un conjunto de obras propiamente judías, y no como un inventario de obras cristianas o pre-cristianas.  

No obstante, es posible y defendible el que para hacerle justicia al original acercamiento y lectura de los autores del NT de los textos del AT en su versión griega; que se haga una traducción del AT estrictamente en conformidad a la Septuaginta, hecho del cual se ha de poner al tanto a las personas destinatarias de dicha traducción o versión de la Biblia.  



En suma, atendiendo, pues, al principio del derecho que tienen las personas lectoras de la Biblia de saber qué es un elemento específicamente hebreo y cuál propiamente cristiano, con especial atención al llamado AT; tengo a bien compartir el ejercicio que he hecho de poner de relieve el hombre hebreo de los primeros cinco libros de la Biblia («Toráh» en hebreo, «Pentáteujos» en griego, y en castellano derivado del griego, «Pentateuco»), el nombre griego dado en la Septuaginta, y el nombre castellano con que nos han llegado en las versiones castellanas de la Biblia, influenciadas, por supuesto,  por la Septuaginta.

Tesis: El nombre que tienen los cinco primeros libros de la Biblia (AT) en nuestras versiones de la misma, no son hebreos, sino griegos, se derivan del griego y no del hebreo. Observemos:   

El nombre hebreo para el libro de Génesis es «Bereshíth» (“en un principio”; véase Génesis 1.1), y en la Septuaginta (griego) es «Guénesis» (principio, comienzo).

El hombre hebreo para el libro de Éxodo en hebreo es «Shemóth» (“nombres”; véase Éxodo 1.1), y en la Septuaginta es «Éxodos» (salida, partida).

El nombre hebreo para el libro de Levítico es «Vayiqrá» o «Vaiqrá» (“y llamó”; véase Levítico 1.1), y en la Septuaginta (griego) es «Leuitikón» (relativo a los levitas).

El nombre hebreo para el libro de Números es «Be-midbar» (“en el desierto”; Números 1.1), y en la Septuaginta (griego) es «Arithmói» (Números).

El nombre hebreo para el libro de Deuteronomio es «Debarím» (“palabras”; véase Deuteronomio 1.1), y en la Septuaginta es «Deuteronómion» (segunda ley repetición de la ley).


¡Hasta la próxima!



No hay comentarios:

Publicar un comentario