martes, 7 de junio de 2016

Arriesguemonos a decir lo que pensamos


Héctor B. Olea C.

«Si no va a comunicar algo que edifique, mejor no escriba». Pero, ¿quién determina lo que edifica o no? ¿Desde qué marco de referencia? ¿Desde qué o cual cúmulo o depósito de experiencias? ¿A la luz de cuáles intereses?

De todos modos, muy a pesar de esa especie de “censura previa” que muchas personas sutilmente intentan imponer, proverbialmente se nos aconseja a arriesgarnos a decir lo que pensamos y a tiempo (Proverbios 15.23). Sin duda, no impactaremos positivamente ni en la misma forma a todas las personas, quizá tampoco a muchas; pero de seguro que sí a algunas, así de sencillo.


¡Feliz martes! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario