martes, 15 de noviembre de 2016

La problemática que involucra la traducción del Salmo 127.3 en versiones inglesas de la Biblia


La cuestionada traducción de forma inclusiva del hebreo «baním» 
(sólo hijos varones)


Héctor B. Olea C.


En un trabajo anterior puse de relieve cómo la mayoría de las versiones castellanas de la Biblia, las que tienen una sólida imagen pública así como las que cuentan con una imagen pública un tanto cuestionada, casi todas coinciden erróneamente, en traducir como inclusiva (como apuntando a hijos e hijas), la expresión hebrea «baním» que en realidad apunta sólo a «los hijos varones».

Ahora, en este artículo, me concentro en abordar la misma cuestión, pero en versiones de la Biblia en inglés.

Resulta llamativo el que la mayoría de las versiones de la Biblia en inglés adolecen de la misma falla que la mayoría (o todas) las versiones de la Biblia en castellano, respecto de la inadecuada forma inclusiva en que han traducido en el Salmo 127.3, el hebreo «baním» (plural de la palabra «ben», que significa «hijo», pero haciendo referencia sólo al hijo varón, nunca a una hembra, varona, mujer); y su correspondiente traducción griega en la Septuaginta (versión griega del AT), la expresión «juiói» (plural de «juiós», que igualmente señala a una persona miembro de la familia, al margen de la edad, pero específicamente de género masculino, sin incluir a la mujer, la hembra, la varona).

Por otro lado, si bien la expresión bíblica «el fruto de tu vientre» en algunos contextos podría señalar específicamente a los hijos varones (considérese Génesis 30.2), en otros contextos es muy inclusiva, incluyendo la descendencia femenina y la masculina (compárese Deuteronomio 28.53); pero en el contexto del Salmo 127.3, la expresión «el fruto del vientre» apunta estrictamente a los hijos varones, a la descendencia masculina. Además, llama la atención que las únicas dos veces que aparece en la Biblia (una por cada Testamento), la expresión «bendito el fruto de tu vientre», la primera, la del AT, no es exclusiva para la descendencia femenina, pues parece ser más bien inclusiva (Deuteronomio 28.4); la segunda, la del NT, hace referencia estrictamente a una descendencia masculina, a un hijo varón (Lucas 1.42).  

Pues bien, a pesar de que la mayoría de las versiones de la Biblia en inglés erróneamente han empleado el término «children» (inclusivo: hijos e hijas) en el Salmo 127.3, es preciso admitir que hay honrosas excepciones, representadas por las versiones que emplearon la palabra «sons», plural de «son», término inglés que al igual que el hebreo «ben» y el griego «juiós», no es inclusivo y que apunta específicamente a los nacidos varones, sin incluir la descendencia conformada por las varonas, las mujeres, las hembras, las féminas.

Entre las honrosas excepciones, podemos mencionar: 1) La «Revised Standard Version Catholic Edition» (RSVCE): “Sons are indeed a heritage from the Lord,     the fruit of the womb a reward” (Los hijos son de hecho una herencia del Señor, el fruto del vientre una recompensa); 2) La  «Young’s Literal Translation» (YLT): “Lo, an inheritance of Jehovah [are] sons, A reward [is] the fruit of the womb”( He aquí, herencia de Jehová [ son ] los hijos , una recompensa [ es ] el fruto del vientre”); 3) La «New American Bible» (Revised Edition) (NABRE): “Certainly sons are a gift from the Lord,  the fruit of the womb, a reward” (Ciertamente los hijos son un regalo del Señor, el fruto del vientre, una recompensa).

Finalmente un caso curioso y más contradictorio aún lo representa la traducción que muestra la «Wycliffe Bible» (WYC), esto así pues si bien traduce acertadamente la primera parte del versículo en cuestión; lamentablemente en la segunda parte de dicho pasaje, introduce una inclusividad que sencillamente no se encuentra en el texto hebreo ni en la Septuaginta. 

A continuación, la traducción que tiene del Salmo 127.3 la «Wycliffe Bible» (WYC): “lo! the heritage of the Lord is sons, the meed is the fruit of womb. (Lo! sons and daughters be thy inheritance/be thy gift from the Lord; yea, the fruit of thy womb is his reward to you.)”: “he aquí! la herencia del Señor está en los hijos, la gratificación es el fruto del vientre . ! ( Lo hijos e hijas sean tu heredad / sea tu regalo del Señor, sí, el fruto de tu vientre es la recompensa tuya”

En suma, si bien la expresión «hijos» es inclusiva en muchos de nuestros países, como lo es en el caso concreto de mi país, República Dominicana; no es menos cierto que en el contexto hebreo la expresión «hijos», como traducción de «baním», plural de la palabra «ben», no es inclusiva, como tampoco lo es su correspondiente traducción griega «juiói», plural de «juiós». En tal sentido induce a error, por ser ambigua e imprecisa, la traducción castellana sencillamente «hijos», en las versiones castellanas de la Biblia, en el Salmo 127.3.

Consecuentemente, también induce a error la traducción en inglés «children», en lugar de la correcta traducción que representa la palabra «sons», plural de «son».

Finalmente, en virtud de que a diferencia del inglés «sons», que no es ambigua, pero sí lo es la expresión castellana «hijos»; en las versiones castellanas de la Biblia se requiere una traducción que de manera precisa y sin ambigüedades transmita el sentido del hebreo «baním»; en consecuencia, una traducción idónea sería: «herencia del Señor son los hijos varones».   
  


¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario