domingo, 3 de septiembre de 2017

Los «textus receptus» y «textos críticos» en un estudio comparativo de versiones


Dos casos ilustrativos

Héctor B. Olea C.

Una evaluación comparada, justa y bien fundamentada de dos o más versiones de la Biblia (las que fueren), en primer lugar y, en lo que al aspecto textual y exegético se refiere, debe verificar si las versiones involucradas traducen el mismo texto, o sea, si los «textus receptus» (tanto del AT como del NT), o si los «textos críticos» (sin obviar que no siempre difieren los «textus receptus» y los «textos críticos»).

En segundo lugar y, en lo que a su calidad como traducción se refiere, es preciso constatar, por un lado, lo que realmente dice el texto, el mensaje del texto a la luz de los recursos propios y características peculiares de la lengua original o lengua fuente; por otro lado, verificar si la traducción comunica de manera acertada el mensaje del texto fuente, a la luz de los recursos propios y características peculiares de la lengua meta o receptora.

Por ejemplo, la omisión (en relación a su inclusión en la Reina Valera 1960) de Mateo 17.21, en la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras, Nueva Versión Internacional, Nueva Traducción Viviente, Biblia de Jerusalén 1998, Torres Amat, Reina Valera Actualizada 2015, etc.; se debe a que estas versiones no siguen aquí, y por lo general, el «textus receptus» del NT, sino el «texto crítico».

Pero la presencia de Mateo 17.21 en la Reina Valera 1909, Reina Valera 1960, Reina Valera 1995, Reina Valera 2000, Reina Valera Actualizada 1989, Nacar-Colunga, etc., se debe a que estas versiones de la Biblia siguieron aquí el «textus receptus», y no el «texto crítico».

Pero la diferencia que existe entre la acertada traducción de Juan 1.3 («por medio de», «a través de»)  en la Traducción del Nuevo  Mundo de las Santas Esrituras, y las demás versiones que concuerdan aquí con ella; frente a la desacertada traducción («por él», «por ella») en la Reina Valera 1960 y las demás traducciones que concuerdan aquí con ella; se debe a una defectuosa traducción como tal, puesto que en Juan 1.3 no hay diferencia entre el «textus receptus» y el «texto crítico»; así de sencillo.
  


¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario