sábado, 15 de agosto de 2015

La “gracia,” al igual que la fe, también es un medio

La “gracia”, al igual que la fe, también es un medio. Una traducción de Efesios 2.8 más apegada al texto griego debe ir en la siguiente línea: “Por medio de la gracia y por medio de la fe, somos salvados”. Otra posible y adecuada traducción sería “somos salvos”, pero entendiendo a la primera persona del plural (nosotros), no como un “sujeto agente” (que realiza por sí mismo la acción verbal), sino como lo que en realidad es a la luz del texto griego: un “sujeto paciente”, que recibe y se beneficia de la acción verbal que lleva a cabo en su beneficio el “sujeto agente”.

Esto así, pues el texto griego, al usar el verbo “salvar” (“sozo”) en la primera persona del plural, pero en voz pasiva (griego “sesosménoi”); apunta a Dios como el “sujeto agente” (el que en verdad realiza la acción en una forma verbal en voz pasiva) del verbo “salvar”, y como la causa eficiente de la acción de dicho verbo. En consecuencia, la primera persona del plural (nosotros), simple y llanamente, no es más que el “sujeto paciente”, o sea, quien recibe y se beneficia de la acción del “sujeto agente”, por medio de la gracia, y por medio de la fe.

Finalmente, el papel de la gracia (járis) y de la fe (pístis), como medios divinos, se pone de manifiesto, por un lado, con el dativo instrumental de “járis” (gracia), o sea, “járiti” (por medio de la gracia), y con la preposición “diá” más el caso genitivo, o sea, “diá písteos” (por medio de la fe). Compárese además, el uso de “járis” (gracia), igualmente en caso dativo instrumental, en Romanos 3.24 y 11.6.


¡Feliz domingo!   

No hay comentarios:

Publicar un comentario