miércoles, 14 de febrero de 2018

La mejor canción del canon bíblico, una canción de amor


Una corrección necesaria y pertinente

Héctor B. Olea C.

Una forma de la lengua hebrea del Tanaj o Antiguo Testamento Hebreo (Biblia Hebrea, Biblia Hebraica) señalar el superlativo o la excelencia del sustantivo, es mediante la repetición del sustantivo de que se trate.

En efecto, la frase «shir ha-shirím», parte inicial del libro conocido en nuestras Biblias como «Cantar de los cantares», en realidad debe traducirse: «La mejor canción de todas» (La mejor canción, La mejor de las canciones).

Por supuesto, no es acertada la traducción «Cantar de los cantares», pues su literalidad no permite percibir el superlativo hebreo, y dificulta la comprensión del mensaje que dicho superlativo quiso y desea comunicar.

Lógicamente, la traducción que hizo la Septuaginta adolece de la misma falla que la que nos han ofrecido las versiones castellanas de la Biblia, cito: «aisma asmáton»: «Canciones de canciones».

Luego, no es posible dejar de llamar la atención, de poner de manifiesto que en todo el canon bíblico (Tanaj y Nuevo Testamento), es precisa y únicamente una canción (que leemos como libro, y no como canción escrita) que exalta el amor de una pareja, el amor sin satanizar ni minimizar el deseo y la pasión sexual, el encuentro íntimo de una pareja, la canción que recibe el título de «La mejor canción de todas».

Evidentemente, esta sublime canción de amor de pareja, erótica y apasionada por demás, ha recibido una alegorización insostenible e innecesaria por parte de ciertas teologías judías (incluso esotérica) y por parte de las teologías cristianas mismas.

De todos modos, que el libro de Cantares haya finalmente conservado su espacio en el canon bíblico, que su título vaya dirigido precisamente a poner de relieve lo sublime del amor de pareja, el amor conyugar, la pasión erótica y el deseo sexual; debería hacer reflexionar a quienes comprometidos con ciertas teologías institucionales han pretendido sacarle el cuerpo al verdadero mensaje, al verdadero referente de esta bella canción de amor.

Luego, en relación a la frase «asher lishlomóh», traducida por la Septuaginta como «jo estín to Salomón»: «la cual es de Salomón o está dedicada a Salomón», no prueba que Salomón fue su autor; esto así en virtud de la que preposición hebrea «le» (por necesidad vocalizada aquí «li», puede indicar tanto el “caso genitivo” (de Salomón), como el caso dativo (dedicada a Salomón, para Salomón).

En tal sentido, es preciso poner de relieve que la traducción que hizo la Septuaginta de la frase hebrea «asher lishlomóh», o sea, «jo estín to Salomón», se encuentra precisamente en “caso dativo”. En suma, es indiscutible que para el traductor o traductores del libro de Cantares en la Septuaginta, Cantares no es obra de Salomón, sino una canción de amor dedicada al rey que según la tradición tuvo setecientas mujeres reinas y trescientas concubinas (1 Reyes 11.3).

En conclusión, la traducción que desde la Septuaginta hasta las versiones modernas de la Biblia se ha hecho de la frase hebrea «shir ha-shirím» («La mejor canción de todas», sin duda tiende a minimizar el sentido y la pretensión que quiso comunicar con dicho título el autor original o redactor final de la obra en cuestión; una obra definitivamente marcada por el amor y pasión conyugal, por el placer y el encuentro íntimo y erótico de dos personas que se aman y se entregan sin reservas; así de sencillo.  

1¡Cuán hermosos son tus pies en las sandalias,
Oh hija de príncipe!
Los contornos de tus muslos son como joyas,
Obra de mano de excelente maestro.
2Tu ombligo como una taza redonda
Que no le falta bebida.
Tu vientre como montón de trigo
Cercado de lirios.
3Tus dos pechos, como gemelos de gacela.
4Tu cuello, como torre de marfil;
Tus ojos, como los estanques de Hesbón junto a la puerta de Bat-rabim;
Tu nariz, como la torre del Líbano,
Que mira hacia Damasco.
5Tu cabeza encima de ti, como el Carmelo;
Y el cabello de tu cabeza, como la púrpura del rey

Suspendida en los corredores («shir ha-shirím»: «La mejor canción de todas») 7.1-5.

No hay comentarios:

Publicar un comentario