viernes, 22 de abril de 2011

La duración del ministerio de Jesús A propósito de la cuaresma

La duración del ministerio de Jesús
A propósito de la cuaresma
Héctor B. Olea C.

En el contexto de la Cuaresma y la Semana Santa es común el que se plantee la cuestión de la duración del ministerio de Jesús de Nazaret. No es extraño, pues, bíblica e históricamente la evidencia a punta a que Jesús murió en el contexto de la fiesta judía de peregrinación conocida como la pascua (hebreo “pesaj”, griego “pásja”).

Sin embargo, el gran problema consiste en establecer el método adecuado o más plausible para llegar a una respuesta lo más verosímil posible al respecto.
Es muy común la afirmación de que el ministerio de Jesús tuvo una duración de unos tres años o tres años y medio. Pero ¿es esto realmente cierto?

Ciertamente no tenemos en la Biblia un pasaje que con propiedad nos diga qué tiempo duró el ministerio de Jesús. En otras palabras, la duración del ministerio de Jesús no es un asunto bíblico, no es algo que la Biblia pretendiera establecer o fijar. Realmente no fue este un dato que se conservara ni recibiera importancia en las tradiciones relativas a Jesús de Nazaret conservadas en las fuentes cristianas canónicas y no canónicas.

Tampoco tenemos datos extrabíblicos seguros que nos permitan establecer con certeza la duración del ministerio de Jesús.

Puedo decir que hay dos métodos que se han empleado para tratar de responder la pregunta de cuál fue la duración del ministerio de Jesús.

El primero método consiste en verificar las fechas más probables, más aceptadas en las que se entiende que Jesús nació y murió. El problema de este método es que sirve más (es más útil) para fijar la cantidad de años que vivió Jesús, que para determinar propiamente la duración de su ministerio.

Con relación a la fecha del nacimiento de Jesús, bíblica e históricamente el testimonio unánime es que éste nace en tiempos de Herodes el Grande. Luego, como Herodes el Grande muere en el año 4 (cuatro) antes de Cristo, se concluye que Jesús pudo nacer en ese mismo año, en los últimos años de vida de Herodes.




Además, si el dato que ofrece Mateo es históricamente correcto (a pesar de que como afirma Raymond E. Brown, la historicidad del relato de los magos tiene dificultades casi insuperables), respecto de los dos años tomados como referencia por Herodes para la matanza de los niños (Mateo 2.16); y otras consideraciones, Jesús habría nacido alrededor del año 7 o 6 antes de Cristo.
Con relación a la fecha de la ejecución de Jesús contamos con datos más seguros. La fecha aceptada por la mayoría de los historiadores y especialistas es el año 30 de nuestra era (hay los que específicamente hablan del viernes 7 de abril, 14 de Nisán).

A la luz de estos datos, diríamos que si Jesús nació en el año 4 antes de él, y muere egctivamente en el año 30, la vida de Jesús duró unos 34 años. Pero si en realidad Jesús nació entre el 7 o 6 antes de él, y muere en el 30, Jesús habría sido crucificado a la edad de 36 o 37 años.

Ahora bien, entiendo que el ministerio público de Jesús inicia con su bautismo, el tener una fecha aproximada de este evento nos ayudaría bastante. Por otro lado, en tener con una cifra aproximada de la edad que tenía Jesús cuando fue bautizado, también serviría de ayuda para fijar la duración del ministerio de Jesús.

En primer lugar, respecto a la fecha de su bautismo, se tienen como más probables los años 27-29 de nuestra era.
En este sentido, el ministerio de Jesús, habría durado un promedio de uno a tres años.

Con respecto a la edad aproximada que tendía Jesús cuando comenzó su ministerio, la Biblia tampoco es clara. La única información que tenemos al respecto nos la da Lucas, pero es un poco vaga, pues Jesús, teóricamente, podría tener un poco más (más verosímil) o un poco menos. Lucas 2.23 afirma “Jesús mismo al comenzar su ministerio era como de treinta años, hijo, según se creía, de José, hijo de Elí.

Ahora bien, si Jesús nació en el año 4 antes de él, y fue bautizado en el 29, Jesús iniciaría su ministerio a la edad de 33 y moriría de 34, con un ministerio de a penas un año (y así sucesivamente, si fue bautizado en el 28, tendría 32 y moriría de 34, con un ministerio de dos años; y si fue bautizado en el 27, Jesús tendría 31 y moriría de 34, con un ministerio de tres años).

Pero si Jesús realmente nació en el año 6 antes de él, si fue y fue bautizado en el 29, Jesús iniciaría su ministerio a la edad de 35 y moriría de 36, con un ministerio de a penas un año (y así sucesivamente, si fue bautizado en el 28, tendría 34 y moriría de 36, con un ministerio de dos años; y si fue bautizado en el 27, Jesús tendría 33 y moriría de 36, con un ministerio de tres años). Y el asunto incluso se complica más si Jesús realmente nació en el año 7 antes de él.

El segundo método parte de los datos mismos que nos proporcionan los evangelios mismos tomando como clave las posibles visitas de Jesús Jerusalén para la celebración de la pascua.

Probablemente el método más adecuado para fijar específicamente la duración del ministerio de Jesús sea precisamente las posibles visitas de Jesús a Jerusalén en el contexto de las fiestas de peregrinación. Recordemos que las fiestas judías de peregrinación (la Pascua, Pentecostés y los Tabernáculos) se celebran anualmente.

Lo penoso es que los evangelios no coinciden en este punto, no nos dan un dato uniforme, imposibilitando el que lleguemos a una conclusión totalmente segura.
Consideremos, pues, lo que ciertamente nos dicen los evangelios.

Según el evangelio de Marcos, Jesús estuvo en Jerusalén en una sola ocasión, visita en la cual fue crucificado (Marcos 11.1-15.47). En consecuencia, según Marcos el ministerio de Jesús no duraría más de un año.

Algunos piensan que Mateo (23.37) y Lucas (13.34) sugieren que Jesús probablemente haya visitado a Jerusalén en más de una ocasión. Sin embargo, pienso que no se deben extraer demasiadas conclusiones de estos versículos, porque al fin y al cabo, en ninguna manera hacen referencia a que estas probables visitas a Jerusalén hubieran tenido lugar en el contexto de las fiestas de peregrinación. En consecuencia, los datos de Mateo y Lucas parecen más bien confirmar el punto de vista y tradición de Marcos.

Por otro lado, el evangelio de Juan menciona tres casos específicos en que Jesús estuvo en Jerusalén para la celebración de la pascua, en el contexto de las fiestas de peregrinación:

Juan 2.13 Estaba cerca la pascua de los judíos; y subió Jesús a Jerusalén (compárese el versículo 23).

Juan 6.4 “Y estaba cerca la pascua, la fiesta de los judíos.

Juan 11.155-58 Y estaba cerca la pascua de los judíos; y muchos subieron de aquella región a Jerusalén antes de la pascua, para purificarse. 56Y buscaban a Jesús, y estando ellos en el templo, se preguntaban unos a otros: ¿Qué os parece? ¿No vendrá a la fiesta? 57Y los principales sacerdotes y los fariseos habían dado orden de que si alguno supiese dónde estaba, lo manifestase, para que le prendiesen.

Siguiendo a Juan, si Jesús visitó a Jerusalén para la pascua al comenzar su ministerio (2.13), pero luego volvió en dos ocasiones y años posteriores (6.4 y 11.55-58), esto significaría que el ministerio de Jesús tendría una duración de dos años y algo.

Pero si la fiesta que se menciona en Juan 5.1 (Después de estas cosas había una fiesta de los judíos, y subió Jesús a Jerusalén) era la pascua u otra de las fiestas de peregrinación y de un año distinto a la ocasión del 6.4, esto significaría que el ministerio de Jesús, según Juan, tendría una duración de tres años y algo.

Sin embargo, Gunther Bornkamm advierte: “No sabemos si Jesús había ejercido antes su actividad en Jerusalén o en sus alrededores. Sus lamentaciones sobre Jerusalén «Cuantas veces he querido reunir a tus hijos, como una gallina a reúne a sus pollos bajo sus alas…» (Mateo 23.37-39) pueden ser una cita de los libros sapienciales; difícilmente prueban que Jesús ha ejercido antes cualquier actividad en la ciudad. El evangelista Juan que sitúa el ministerio de Jesús a veces en Galilea y a veces en Jerusalén, y que le hace participar en tres fiestas pascuales, no es sobre este punto un testigo histórico seguro, porque los lugares de la actividad de Jesús tienen manifiestamente par él una significación simbólica” («Jesús de Nazaret», Ediciones Sígueme, año 2002, página 163) “

En resumen, a la luz de los datos de los evangelios, la conclusión, lógicamente ambigua, es la siguiente:

Según los evangelios sinópticos (Mateo, Marcos y Lucas), probablemente el ministerio de Jesús tuvo una duración de alrededor de un año.

Según Juan, y de acuerdo a las tres referencias específicas a la pascua, el ministerio de Jesús habría tenido una duración de dos años y algo.

Pero, también según Juan, si se asume que la fiesta de Juan 5.1 es la pascua u otra de las fiestas de peregrinación, el ministerio de Jesús probablemente haya tenido una duración de tres años y algo.

De todos modos, la determinación específica y segura de la duración del ministerio de Jesús es algo que hay que dejarlo sin resolver. Aquí sólo he mencionado las probabilidades que podemos sugerir, a la luz de los datos de que disponemos. Habrá quienes seguirán los datos de los evangelios sinópticos, pero otros se identificarán con los datos de Juan, el cuarto evangelio. Personalmente pienso que la tradición sinóptica merece la preeminencia, dado las características esenciales del cuarto evangelio.

Quiero terminar este artículo citando al respecto la opinión de algunos especialistas.

“No es posible precisar el año de nacimiento de Jesús; hay una cierta probabilidad en favor de los últimos años de reinado de Herodes el Grande”.

“La primera aparición pública de Jesús se produce entre los años 27 y 28 después d.C.”

“El año 30 d.C. es el año más probable de la muerte de Jesús; pero no se excluye que puedan ser otros años.”

“Jesús nació entre los años 6/4 a.C., todavía en vida de Herodes I; actuó por breve tiempo, en los inicios del mandato del gobernador Poncio Pilato (26-36 d.C.); y fue ajusticiado, probablemente, en la fiesta de pascua del año 30 d.C. (Gerd Theissen y Annette Merz, «El Jesús histórico», Ediciones Sígueme, España, 2004, páginas 182-186).

“Jesús, pues, fue un judío de Galilea, y nació probablemente en Nazaret. Aquí debió de vivir alrededor de treinta años (Lucas 2.23), hasta que fue bautizado por Juan el Bautista. El bautismo tuvo lugar en el año 27-28 o 28-29 d.C. Más difícil es determinar la duración de su ministerio público que va desde el bautismo hasta la crucifixión. Según los datos de los tres primeros Evangelios, parece que duró, a lo sumo, un año. En cambio, según Juan, habría durado incluso tres años… Según la hipótesis más probable, Jesús fue bautizado el 28-29 y murió el año 30” (David Flusser, «Jesús, en sus palabras y en su tiempo», Ediciones Cristiandad, España, 1975, páginas 31 y 32).

“Jesús vivió con sus padres en Nazaret, una aldea galilea. Uno de los herederos de Herodes el Grande, Antipas, fue quien gobernó Galilea durante toda la vida de Jesús (salvo al principio cuando aun vivía Herodes el Grande), es muy probable que todo el ministerio activo de Jesús, exceptuando las últimas dos o tres semanas, se desempeñara en la Galilea de Antipas… No sabemos con exactitud durante cuánto tiempo continuó ese ministerio itinerante, pero al parecer sólo un año, tal vez dos” (E. P. Sanders, «La figura histórica de Jesús», Verbo Divino, España, 2005, páginas 29 y 30).

“En cuanto a la duración de la actividad pública de Jesús, se supone que ésta fue, por lo menos, de un año, y como máximo de tres años,. Sin embargo, una actividad de tres años es improbable… No sabemos en qué año se hizo tal cosa (su crucifixión). Así que tendremos que contentarnos con la información de que Jesús fue ejecutado hacia el año 30. El año 30 fue el año 783 después de la fundación de Roma. Por lo que se refiere a la edad de Jesús, creemos probable que él acabara de sobrepasar la mitad de sus treinta años” (Joachim Gnilka, «Jesús de Nazaret, mensaje e historia», Editorial Herder, España, 1995, página 385).

Saludos fraternales

¿Afirma 2 Timoteo 3.16 la inspiración de los 66 (o 73) libros de la Biblia, o más bien establece la utilidad y valor de un libro inspirado por Dios?


«Ya está disponible en Amazon, para todo el mundo, mi libro que lleva como título: La Biblia misma no afirma ser «inspirada»Un análisis y comentario crítico, exegético y valiente del texto griego de 2 Timoteo  3.16y otros catorce artículos de mucho interés.

Te desafío a esta interesante lectura y podrás comprobar tu mismo que es lo que realmente dice el texto griego ( el texto fuente usado para la traducción) de 2 Timoteo 3.16.


Hacer clic aquí para ver el libro en formato electrónico


Hacer clic aquí para ver el libro en formato impreso (en papel)




I)        «Textos canónicos» versus «manuscritos originales»                     

II)       Estudiar la Biblia con base en «textos traducidos» tiene  sus límites

III)      El valor de la transliteración y sus modalidades                     

IV)     Como la traducción, la transliteración también es contextual 

V)      «La Biblia dice», una expresión bajo sospecha                      

I)        «Biblia devocional» o «Biblia de estudio», ¿cuál es la mejor opción?

VII)    «Biblia católica» y «Biblia protestante», ¿una distinción legítima?

VIII)   El papel de la Biblia y el de la comunidad de fe en el proceso de interpretación bíblica y de elaboración teológica

IX)     La dependencia y el papel del «Espíritu Santo» en el proceso  de elaboración teológica y definición doctrinal

X)      La Biblia se resiste a ser esclavizada por católicos y    protestantes

XI)     Una traducción acertada de 2 Timoteo 2.16 debe ser distinta  a la que se lee en versión Reina Valera revisión de 1960

XII)    Una traducción acertada de 2 Timoteo 3.16 obliga a repensar también la interpretación de otros textos bíblicos relacionados

XIII)   ¿«Cuervos» o «comerciantes», ¿qué es lo que en realidad dice el texto hebreo  en 1 Reyes 17.4 y 6?

XIV)   ¿Por qué utilizar la figura de «el cuervo» para invitarnos a confiar en  Dios?

XV)    ¡Danos! ¿el sustento de hoy, o el de cada día?       


4 comentarios:

  1. Muy bueno el análisis.
    Apprto un detalle: La cita de Lucas en la cual expresa que Jesús tendría unos 30 años al comenzar el ministerio es 3,23 (el artículo dice 2,23). Seguramente fue un error de tipiado.
    Saludos cordiales, Enrique Palmeyro

    ResponderEliminar
  2. Creo que el análisis tiene otra imprecisión: En MATEO 2:19-21, el ángel le dijo a José que podía regresar a Israel pq ya había muerto Herodes, quien procuraba matar al niño; es decir que Jesús todavía era un niño cuando murió Herodes, por lo cual aún no había comenzado su ministerio.

    ResponderEliminar
  3. Acuérdense que dice la escritura que José y María huyeron a Egipto por revelación del ángel en MATEO 2:13-15. O sea que Jesús vivió un tiempo en Egipto, siendo bebé hasta la meurte de Herodes.

    ResponderEliminar
  4. Buenos datos, solo quiero complementar con algo de profecía, porque nosotros tenemos la palabra profética más segura (2 Pedro 1:19) y es con ello que les mostraré que las Sagradas Escrituras (S.E.) si mencionan el tiempo de la duración del Ministerio del Ungido (Cristo).

    Cuando el Mesías inicia su Ministerio tenía unos 30 años según Lucas 3:23 --> Yahshúa tenía como treinta años de edad cuando comenzó su ministerio público. Se suponía que era hijo de Yosef, hijo de Eli.

    Pero desde que inició su Ministerio hasta que fundó su Iglesia (momento en que Él asciende a los cielos) tuvo un tiempo exacto de 4 años, según la parábola (o Profecía) de la higuera.

    Lucas 13:6-9
    Entonces Yahshúa dio esta ilustración: "Un hombre tenía un árbol de higos plantado en su viña, y vino a buscar fruta, pero no encontró ninguna. Así que le dijo al encargado de la viña: 'Mira, por tres años he venido a buscar fruto de ese árbol de higos, y no he encontrado ninguno. Córtalo, ¿por qué dejarlo que utilice la tierra?' Pero él respondió: 'Adón, déjalo todavía este año. Cavaré alrededor de él, y le pondré abono. Si produce fruto el próximo año, muy bien; y si no, lo tendrás que mandar a cortar'".

    Identificando las partes:
    1.- El hombre que tenía plantada una higuera en su viña es Padre Eterno (Mattityah [Mateo] cap. 13, Yojanán Mordejai [Marcos] cap. 4, Lucas cap.8)
    2.- El viñador es el Unigénito Hijo de Di-s (Mattityah [Mateo] cap. 13)
    3.- El campo es el mundo (Mattityah [Mateo] 13:38)
    4.- La viña somos nosotros, lo pueden encontrar en cualquier evangelio
    5.- La Higuera son los apóstoles, Pues de ellos se dice que son personas especiales o separadas, pues de ellos recibimos también el fundamento (Mattityah [Mateo] 19:28; Efesios 2:20) además de ellos también se dice: ¿Hasta cuándo he de estar con ustedes y he de soportarlos? (Lucas 9:41), y como son personas especiales es que también se refleja en la parábola como una planta separada de la viña (la viña somos nosotros), en este caso es una higuera.
    6.- Cada año transcurrido es el Ministerio del ungido aquí en este mundo.
    7.- El abono son las enseñanzas que el Ungido impartió a sus Apóstoles, es el fundamento, es la lámpara y la lumbrera (Tehilim [Salmos] 119:105)
    Por tanto llegamos a la conclusión de que el Mesías funda su Iglesia en el año 34 de su vida, momento en el que Él asciende a los cielos, y con una duración Ministerial de 4 años exactos.
    Un saludo fraterno, Shalom a todos.

    ResponderEliminar