domingo, 20 de septiembre de 2015

Un funesto error en la versión «Biblia para todos, traducción en lenguaje actual»

Ciertamente yerra e induce a error el que la «Biblia para todos, traducción en lenguaje actual», publicada para el año 2002 por las Sociedades Bíblicas Unidas  (conocida originalmente, la publicación del Nuevo Testamento, como «Biblia en lenguaje sencillo»); emplee la palabra «Biblia» en Juan 5.39, cito: «Ustedes estudian la Biblia con mucho cuidado porque creen que así alcanzarán la vida eterna. Sin embargo, a pesar de que la Biblia habla bien de mí».

Sencillamente es imposible que la figura histórica de Jesús de Nazaret se haya expresado en esos términos, pues la «Biblia», cono concepto, como producto propiamente cristiano, tal y como se concibe hoy (como compuesta por las escrituras que conforman el Tanaj, y el conjunto de obras que conforman el NT, con un NT como continuación, relectura, mejor interpretación y explicación, superación y hasta sustitución del Tanaj, y con la configuración actual que alcanzó definitivamente en el siglo IV); es como el cristianismo mismo, posterior a Jesús, incluso a los hagiógrafos del Nuevo Testamento mismo.

Por supuesto, acertó la «Biblia para todos, traducción en lenguaje actual», al emplear en Juan 5.39 el modo indicativo en la forma verbal «estudian», y no el modo imperativo, a la manera de la Reina Valera 1960, «escudriñad».  


¡Muy buenas tardes!

No hay comentarios:

Publicar un comentario