lunes, 2 de febrero de 2015

¡Dos Biblias, no una!

¡Dos Biblias, no una!

Héctor B. Olea C.

Aunque usted no lo crea, por paradójico que le sea, en realidad no hay una sola Biblia, sino dos. Por un lado, tenemos la Biblia real, de la que su largo e histórico proceso de formación, desarrollo, redacción, distribución, traducción, relecturas, omisiones e interpolaciones, posturas contrapuestas, contradictorias e intereses encontrados, conocemos; la que fue escrita por personas de fe en algún sentido, pero de carne y hueso, nada perfectos e infalibles, ni desinteresados ni descontextualizados. Por otro lado, tenemos la Biblia hecha a imagen y semejanza de la teología que sabe que así la necesita, pero que lamentablemente sólo existe en el imaginario y horizonte irreal de dicha teología, así de sencillo.



¡Feliz lunes!  

No hay comentarios:

Publicar un comentario