martes, 15 de agosto de 2017

¿Hacia una traducción cristiana del Antiguo Testamento como escritura judía?


Un sueño es sólo un sueño, no la realidad


Héctor B. Olea C.


¿Podremos soñar con tener algún día una traducción o versión cristiana del Antiguo Testamento (el Tanaj o Biblia Hebrea) que le haga justicia a éste como cuerpo literario propiamente judío y no cristiano? Esto, evidentemente, tendría ciertas implicaciones. Entre estas:

En primer lugar, ofrecer una traducción más apegada al texto hebreo que a su correspondiente traducción en la Septuaginta (versión griega del AT,  o Tanaj, Biblia Hebrea), y sin las intenciones de no hacer quedar mal a los autores del Nuevo Testamento, o por lo menos, no hacer que algunas interpretaciones de éstos sean puesta bajo sospecha o bajo cuestionamiento.

En segundo lugar, colocar los libros del Antiguo Testamento en el orden en que en verdad se encuentran en el Tanaj o Biblia Hebrea.

Consecuentemente, tendríamos un Antiguo Testamento que comience en Génesis, pero que termine en 2 Crónicas, y no en Malaquías. Luego, un período intertestamentario (entre los dos testamentos) que tenga como marco no a Malaquías y a Mateo, sino más bien a Daniel (como la obra más reciente del AT, Tanaj, Biblia Hebrea) y a Marcos (como el primer Evangelio en ser escrito). De todos modos, tal vez sería más preciso fijar un período intertestamentario (entre los dos testamentos) teniendo de marco a Daniel (como la obra más reciente del AT) y 1 Tesalonicenses (primer escrito del Nuevo Testamento, primera epístola de Pablo, y primer testimonio escrito de la interpretación o reinterpretación de Jesús, primer escrito propiamente cristiano).

Finalmente, si bien el AT (el Tanaj o Biblia Hebrea) no concluye con Malaquías, sino con 2 Crónicas; no es menos cierto que Esdras y Nehemías son posteriores a las Crónicas; y respecto del Nuevo Testamento, no fue el Evangelio de Mateo el primer Evangelio en ser escrito, tampoco fue el primer escrito del Nuevo Testamento, así de sencillo. 



¡Soñar no cuesta nada!

No hay comentarios:

Publicar un comentario