lunes, 9 de abril de 2012

El papel y participación del Hijo (Jesucristo) en la creación Un análisis bíblico a partir de Juan 1.3 1 de 3

El papel y participación del Hijo (Jesucristo) en la creación

Un análisis bíblico a partir de Juan 1.3

1 de 3

Héctor B. Olea C.

A manera de introducción:

El intercambio de ideas que ahora comparto con un público más amplio, se hizo original y específicamente vía correo electrónico a partir de un estudio que desarrollé en una sección que produje en un programa radial por espacio de diez años (1999 al 2009), en horario de 6:00 a 7:00 PM. En este caso hago referencia al programa del martes 15 de julio del año 2008. El estudio de la ocasión tenía como tema “El problema del canon dentro del canon”.

Un día después, el miércoles 16 de julio, recibí un correo electrónico de un oyente planteándome una inquietud que le originó el estudio que había desarrollado el día anterior.

Por ética no voy a identificar el nombre real del oyente. Por tal razón me referiré a él simplemente como Timoteo.

Por otro lado, me parece oportuno decir que haré mención de la interacción del referido oyente y mi persona, de manera íntegra, es decir, los correos los voy a citar tal y como originalmente se recibieron y enviaron; salvo la introducción que hice de algunas correcciones gramaticales, de estilo y énfasis. Además, por las implicaciones de la respuesta que ofrecí, consideré de lugar agregar para esta ocasión una nota adicional sobre la idea de agencia y de medios en el griego del Nuevo Testamento.

Entremos, pues, en materia.

Contenido del correo enviado por Timoteo (correo recibido por mí el miércoles 16 de julio 2008):

Apreciado hermano Benjamín:

Este martes escuché su atenta sección en su programa de Radio Ven, en la cual se debatía sobre las traducciones de la Biblia. Se hizo referencia a Juan capítulo 1 verso 3, indicando que la mejor traducción sería que “por medio de él fueron creadas todas las cosas”; en lugar de que “todo fue creado por él”, como dice la Reina Valera 1960.

¿No significa lo mismo?

Si quiero decir que algo es hecho por medio de alguien, o que ése alguien hizo tal cosa. En este caso ¿qué se quiere explicar diciendo “por medio de él”? ¿No fue Jesucristo quien creó todas las cosas, según Apocalipsis 4. 11 y Hebreos 1.10?

Gracias por tus atenciones, y que el Señor te siga bendiciendo.

Timoteo

A continuación, mi respuesta, enviada el jueves 17 de julio:

Estimado Timoteo, saludos cordiales en Cristo. Aprovecho la ocasión para darte las gracias por tu correo de hace unos días y que nunca respondí.

Ahora paso a abordar tu inquietud.

En primer lugar, te digo que es un error metodológico muy común pretender interpretar un texto por otro u otros, sin hacer el debido análisis del primero. Lo correcto es procurar establecer el real y sentido del primer pasaje, y en un segundo momento, establecer las relaciones con otros textos, verificando su continuidad o discontinuidad, su concordancia o contrastes. La verdad es que cada texto tiene su propia teología, su propio contexto y su propia problemática, y esto es algo que nunca se debe olvidar en la labor de interpretación bíblica.

Te diría, de entrada, sin apelar a ningún análisis, que a la luz del texto griego, Juan 1.3 señala a Jesucristo como medio, no como causa principal de todo lo creado. Luego, por medio de un examen adecuado, hay que ver cuál es la teología de Hebreos 1.10 y Apocalipsis 4.11. Es por medio de un serio análisis, o sea, a posteriori, y no a priori, que estaremos en las condiciones de decir que entre Juan 1.3 y los otros dos pasajes en cuestión existe una continuidad o discontinuidad.

Antes de pasar al análisis teológico es preciso hacer algunas aclaraciones relativas a la gramática. La preposición “por” se usa para expresar varias ideas, aquí te menciono las más relevantes para nuestro caso. Veamos pues, cuatro de las ideas expresadas por la preposición “por”:

Causa: Por ti estoy aquí (es decir por tu causa)

Medio: Por ti estoy aquí (tú fuiste el medio a través del cual llegué aquí)

Sustitución: Por ti estuve allí (en tu lugar, representándote a ti, en tu nombre)

Agencia (modificador agente de la voz pasiva): Yo soy instruido por ti (tú eres mi profesor, tú mismo realizas la acción de instruirme)

Ahora bien, el problema es que el traductor de la Biblia debe traducir de manera precisa la idea de los textos en los idiomas originales. Por ejemplo, es cierto que la expresión “por él fueron hechas todas las cosas” puede señalar a Jesús como medio o agente instrumental (por medio de él) o causa principal (por causa de él).

La meta debe ser, pues, verificar cuál es el sentido del griego, en este caso, y luego usar una expresión castellana que transmita de manera precisa el sentido del griego.

La dificultad con Juan 1.3 en la Reina Valera de 1960 es que es ambigua, cuando en realidad el texto griego de Juan 1.3 no admite ambigüedades, pues transmite de manera precisa la idea de que “por medio de él fueron creadas todas las cosas”. Por eso favorezco cualquier traducción que use palabras como “por medio de él, a través de él”. A la luz de todo esto, no es verdad que sea lo mismo traducir “por él” y “por medio de él” en Juan 1.3.

Ahora, paso a darte unas ideas sobre los otros dos pasajes en cuestión, Hebreos 1.10 y Apocalipsis 4:11.

En primer lugar, con respecto a Hebreos 1:10 te digo lo siguiente: El contenido de Hebreos 1.10-12 es una cita del Salmo 102.25-27, pero desde la Septuaginta y no del texto masorético. Una diferencia fundamental es que el texto masorético no tiene la palabra “señor” que, en cambio, sí aparece en la Septuaginta. Entonces, el texto de la Septuaginta, aun cuando el Salmo no está hablando de Jesucristo, sino de Dios Padre, se presta mejor para la teología del escritor de Hebreos de presentar a Jesús como Señor. Digo, pues, que el escritor de Hebreos usa el Salmo 102.25-27 para su propósito, sin hacer lo que llamaríamos propiamente una exégesis.

Luego, si alguien quiere decir que en la cristología del autor de Hebreos Jesús no es medio, sino causa de todo lo creado (que es lo que parece sugerir Hebreos 1.10), tiene que tomar en serio a Hebreos 1.2, donde el mismo autor señala a Jesús, no como causa, sino como medio o agente divino (causa instrumental) por medio del cual Dios el Padre hizo el universo, concordando exactamente con la idea de Juan 1.3 en el griego (y a diferencia de la Reina Valera 1960).

Esta evidencia no debe ser motivo de preocupación, pues bien se sabe ya que el Nuevo Testamento no representa una teología monolítica, sino que es más bien un conjunto de teologías. El intérprete de la Biblia no debe crear tensiones cuando los textos no las tienen, pero tampoco debe suprimirlas cuando están en el mismo corazón de los textos bíblicos, fabricando armonizaciones artificiales que violan los principios más elementales de la exégesis.

Con relación a Apocalipsis 4.11, te digo lo siguiente: Si se lee correctamente, sin cortar o romper antojadizamente la unidad del texto donde nos convenga, la verdad es que el hilo y vínculo narrativo entre los capítulos 4 y 5 de Apocalipsis es clave para dilucidar el sentido de Apocalipsis 4.11. Me explico. En los dos capítulos en cuestión, aparece un trono, y uno sentado en el trono, ¿quién es el personaje sentado en el trono? La evidencia más segura es que se trata de Dios el Padre (nomenclatura cristiana).

Luego, la conclusión lógica y contextual es que lo que afirma Apocalipsis 4.11 está haciendo referencia al que está sentado en el trono, no a Jesucristo, sino a Dios el Padre. Así las cosas, inmediatamente se elimina de nuestro horizonte interpretativo la idea de que, según este pasaje, Jesús fue quién creó todas las cosas (como causa principal).

Finalmente, si identificamos a Jesucristo con el cordero que toma el libro de la mano derecha del que está sentado en el trono, repito, sin romper la unidad narrativa de los capítulos 4 y 5, es muy claro que Jesucristo no está sentado en el trono, y en consecuencia no le es aplicable a él lo dicho por Apocalipsis 4.11 (considérese Apocalipsis 4.2, 3, 10, 11; 5:1, 4, 5, 6, 7).

Otra cita bíblica a considerar es el Salmo 33.6, que tanto en el texto masorético como en la Septuaginta, transmite la idea de que el “lógos” (palabra griega que significa “palabra”, y que traduce a la hebrea “dabar”, también “palabra”), que también aparece en Juan 1.1 para referirse a Jesucristo), fue un instrumento por medio del cual Dios el Padre (la expresión “Dios el Padre”, según la nomenclatura cristiana, no formó parte de mi respuesta original; la incluyo ahora para mayor énfasis) hizo los cielos.

Observación: en el párrafo anterior, en lugar de “instrumento” originalmente usé la palabra “agente”; la sustituyo pues se puede prestar a confusión; de todos modos la cuarta acepción de la palabra “agente” en el diccionario español de la Real Academia Española: “persona que obra con el poder de otra”, podría favorecer su uso aquí.

Ya sabes que me gustaría tener una opinión sobre los comentarios que comparto contigo. Tus comentarios me ayudarán a reafirmar, evaluar y hacer mejor mi trabajo.

Muchas gracias por tu atenta sintonía,

Bendiciones,

Benjamín Olea C.


¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario