martes, 3 de enero de 2012

El dispensacionalismo debidamente explicado Una síntesis apretada

El dispensacionalismo debidamente explicado
Una síntesis apretada

Héctor B. Olea C.

A modo de introducción:

Aunque personalmente no me siento identificado con el sistema dispensacionalista como clave para leer la Biblia y la historia; no obstante, me he propuesto ofrecer una síntesis apretada de las ideas fundamentales y principales del dispensacionalismo.

Las razones que me han llevado a embarcarme en esta aventura es que en la medida que he hecho públicas algunas de mis diferencias con el dispensacionalismo, ha salido a la luz un desconocimiento sorprendente de los fundamentos del dispensacionalismo, incluso por parte de personas que forman parte de congregaciones o iglesias dispensacionalistas.

Aunque sea un tanto difícil de creer, ciertamente hay un buen número de personas que no tienen un conocimiento acabado del sistema en medio del cual se desenvuelven y que en la práctica adoptan como modelo, clave o guía para su lectura de la Biblia y de la historia universal.

Ahora bien, si bien no me identifico con el sistema que pretendo describir aquí; sin embargo, quiero dejar bien claro que no pretendo con mi presentación ridiculizar dicho sistema. Más bien me he propuesto, apelando a autorizadas fuentes dispensacionalistas, presentar una descripción adecuada del dispensacionalismo lo más desapasionada y objetivamente posible. Esto así, con fines ante todo pedagógicos e ilustrativos.

Es, pues, el dispensacionalismo un sistema de pensamiento teológico que origina las más variadas opiniones. Por ejemplo, al respecto Henry Vilkler (Hermenéutica) plantea: “El dispensacionalismo es una de esas teorías que la gente o la toma o la deja, pocos son los que toman una posición neutral. Se le ha llamado «la clave para dividir bien las Escrituras», y por otra parte, «la más peligrosa herejía que se halla en la actualidad en círculos cristianos»” (página 103).

Comencemos, pues, nuestra aventura.

La palabra «dispensacionalismo»

El término «dispensacionalismo» viene de la palabra «dispensación». La palabra «dispensación» se encuentra en la Biblia, tomando como base la versión Reina Valera 1960, solamente en dos ocasiones, y específicamente en el Nuevo Testamento. Los dos pasajes en los que se la encuentra son: Efesios 1.10 (“de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra”) y Efesios 3.9 (“y de aclarar a todos cuál sea la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, que creó todas las cosas”).
Ahora bien, ¿cuál es la palabra griega que está detrás de la traducción «dispensación» en los dos pasajes citados?

La palabra griega que ha sido traducida «dispensación» en los dos pasajes citados es “oikonomía” que, según el «Léxico griego español» de Alfred E. Tuggy, significa: Administración, tarea, misión, responsabilidad, plan (divino).

Y según la «Concordancia Manual y Diccionario griego español del Nuevo Testamento» de Pedro Ortiz V: administración, encargo, plan de salvación.

El resto de pasajes en que aparece la palabra “oikonomía” (pero con una traducción distinta a dispensación) en el Nuevo Testamento son: Lucas 16.2, 3,4; 1 Corintios 9.17; Efesios 3.2; Colosenses 1.25; 1 Timoteo 1.4.

En la Septuaginta (el Antiguo Testamento en griego), los pasajes donde encontramos la palabra “oikonomía” son: Isaías 22.19 y 21.

Pero, cabe preguntarse: ¿Es bíblico, en otras palabras, es similar el uso que hace el dispensacionalismo de la palabra «dispensación», al uso y significado con que se emplea dicha palabra en la Biblia?

Scofield, una figura muy prominente del dispensacionalismo, define una dispensación como: “Un período de tiempo durante el cual el hombre (el ser humano) es probado respecto a su obediencias a una revelación específica de la voluntad de Dios” (citado por Henry Vilker, Hermenéutica, página 103).

Es claro, pues, que el uso bíblico de la palabra «dispensación» difiere del uso que le da el dispensacionalismo. Sugiero, pues, que se lea a Efesios 1.10 y 3.9 en otras versiones de la Biblia, a fin de ver otras posibles y aceptables traducciones de la palabrea griega “oikonomía”.

El número de dispensaciones

En cuanto al número de dispensaciones, si bien hay los que defienden entre cuatro y nueve dispensaciones, lo cierto es que la postura dominante en el llamado “dispensacionalismo normativo o clásico”, es que la historia del ser humano está configurada o explicada por siete dispensaciones. A continuación, enumero e identifico las referidas siete dispensaciones, según la concepción propia de los dispensacionalistas mismos:

1) La primera dispensación es conocida como “inocencia” o de la “inocencia”. La porción de la Biblia que cubre esta dispensación es Génesis 1.28-3.6.

2) La segunda dispensación es conocida como “conciencia” o “de la conciencia”. La porción de la Biblia que cubre este período es Génesis 4.1-8.14.

3) La tercera dispensación es conocida como “del gobierno civil” (o “del gobierno humano”). La porción de la Biblia que cubre esta dispensación es Génesis 8.15-11.9.

4) La cuarta dispensación es identificada como “de la promesa” o “del gobierno patriarcal”. La porción de la Biblia que cubre este período es Génesis 11.10 a Éxodo 18.27.

5) La quinta dispensación es identificada como “el período de la ley de Moisés”. La porción de la Biblia que se supone que abarca dicho período es Génesis 19.1-Hechos 1.26.

6) La sexta dispensación es identificada como “la dispensación de la gracia”. La porción de la Biblia que cubre este período es Hechos 2.1 hasta Apocalipsis 19.21.

7) La séptima y última dispensación es la del milenio, o sea, la del reino de mil años literales de Jesús en la tierra, después de su segunda venida. La porción de la Biblia que cubre o explica este período es Apocalipsis 20.1-15.

Presupuestos básicos y fundamentales para el dispensacionalismo

Dos conceptos esenciales para la teología dispensacional son: 1) Una radical y sutil distinción entre el histórico pueblo de Israel como el pueblo físico de Dios, y la iglesia como el pueblo espiritual de Dios. 2) El propósito global de Dios es glorificarse a sí mismo (Efesios 1.6, 12, 14).

El método básico de interpretación bíblica para el dispensacionalismo

En lo relativo a la exégesis bíblica, el dispensacionalismo se sustenta ante todo en una lectura radicalmente literal de todo el texto bíblico, al margen de los géneros literarios empleados en la Biblia misma.

Otro elemento clave para la teología dispensacional es su escatología premilenarista (o premilenialista). Con base en la previa distinción entre Israel y la iglesia, y en una lectura literal (no simbólica) de Apocalipsis 20; el dispensacionalismo exhibe una escatología premilenarista, por un lado, y pretribulacionista, por el otro.

Premilenarista porque entiende que antes del milenio (el reino literal de Jesús en la tierra de mil años literales), debe tener lugar la segunda venida de Cristo (la cual se supone precedida en siete años igualmente literales por el llamado “rapto de la iglesia”, lo cual también implica que la iglesia no ha de pasar por la llamada “gran tribulación”).

Pretribulacionista, porque supone que el rapto de la iglesia ha de tener lugar antes de la manifestación del anticristo u hombre de pecado, librando así a la iglesia de sufrir y pasar por la gran tribulación.

Ahora bien, es cierto que no todos los premilenaristas (los que interpretan de manera literal a Apocalipsis 20 y hablan de un reino literal de Jesús aquí en la tierra de mil años literales) son dispensacionalistas; pero sí es cierto que todos los dispensacionalistas son premilenaristas.

Un clásico ejemplo de un grupo que al igual que los dispensacionalistas interpreta de manera literal a Apocalipsis 20 y habla de un reino literal de mil años aquí en la tierra, lo constituyen los llamados Testigos de Jehová que; sin embargo, no son dispensacionalistas. Para conocer el punto de vista de los Testigos de Jehová respecto del reino milenial de Cristo aquí en la tierra, recomiendo la lectura del artículo “Reino de Dios” en su clásica obra «Perspicacia para comprender las Escrituras», tomo II, páginas 819 y 820.

Claves para conocer si la teología de su congregación es dispensacionalista o no (para que usted entienda que realmente es dispensacionalista)

Ante la realidad de que muchas personas no están conscientes de si su congregación (a la que asisten, donde se congregan) es dispensacionalista (hasta he conocido casos de personas que dicen no ser dispensacionalistas, pero que en lo personal yo estoy consciente de que sí lo son; el caso es que no están plenamente conscientes de lo que implica el identificarse como dispensacionalista).

Paso ahora a mencionar unos puntos claves que, sin duda, han de ayudar a despejar cualquier duda al respecto:

La teología de su congregación o iglesia es dispensacionalista, si:

1) Explica la historia del ser humano bajo la configuración de siete dispensaciones (o por lo menos cuatro).

2) Cree y enseña una distinción irreductible entre Israel como el pueblo físico de Dios y la Iglesia como su pueblo espiritual.

3) Se identifica con la lectura e interpretación literal de la Biblia, al margen de los géneros literarios empleados en la Biblia misma.

4) Asume y enseña una interpretación literal de Apocalipsis 20.

5) Cree y enseña que la iglesia no ha de pasar por la llamada “Gran tribulación”.

6) Cree y enseña la doctrina del “rapto de la iglesia” (evento que ha de preceder a la segunda venida de Cristo en sí por unos siete años).

7) Cree y enseña un reino literal de mil años de Jesús aquí en la tierra.

8) Cree y enseña un juicio de naciones como forma de establecer quiénes entran o han de participar o no en el milenio.

Distintos tipos de dispensacionalismo

Además del dispensacionalismo clásico o normativo que acabamos de exponer, existen otras dos formas de dispensacionalismo. Estas son: 1) el dispensacionalismo progresivo y, 2) El ultradispensacionalismo.

El dispensacionalismo progresivo

Según el «Diccionario de Teología premilenarista», el Dispensacionalismo progresivo tuvo su origen el 20 de noviembre de 1986 en el grupo de Estudio Dispensacional en conexión con la reunión anual de la Sociedad Teológica Evangélica en Atlanta, Georgia.

Las creencias básicas del dispensacionalismo progresivo incluyen:

1) El reino de Dios es el tema unificados de la historia bíblica

2) Dentro de la historia bíblica hay cuatro edades dispensacionales, estas son: la patriarcal, la mosaica, la eclesial y la siónica.

3) Cristo ya ha inaugurado el reino davídico en el cielo a la diestra del Padre, que equivale al trono de David, aunque todavía no reina como rey davídico sobre la tierra durante el milenio.

4) El nuevo pacto ha sido ya inaugurado, aunque sus bendiciones no son plenamente alcanzadas hasta el milenio.

5) Debe abandonarse el concepto de una iglesia como completamente distinta de Israel y como misterio no revelado en el Antiguo Testamento.

6) Una hermenéutica complementaria significa que el Nuevo Testamento hace cambios complementarios a las promesas del Antiguo Testamento, sin abandonar aquellas promesas originales.

7) El plan único y divino de redención integral abarca a todos los pueblos y todas las áreas de la vida humana, personal social, cultural y política.

Sobre el dispensacionalismo progresivo, Charles C. Ryrie opina: “El dispensacionalismo progresivo parece ser un apartamento más que un desarrollo del dispensacionalismo normativo (dispensacionalismo clásico). No se puede predecir adónde llevará ni que significación tendrá” («Diccionario de teología premilenarista», artículo: Dispensacionalismo).

El ultradispensacionalismo

La principal diferencia entre el ultradispensacionalismo y el dispensacionalismo normativo o clásico tiene que ver con el momento en que la iglesia, el cuerpo de Cristo, comenzó en la historia. El ultradispensacionalismo cree que la iglesia comenzó con Pablo algún tiempo después de Pentecostés. El dispensacionalismo normativo o clásico cree que la iglesia comenzó en Pentecostés (Hechos 2).

Hay dos tipos de ultradispensacionalismo: el extremo (extremista) y el moderado. Entre estos dos hay acuerdo en seis puntos: 1) La gran comisión en los evangelios es judía y no para la iglesia. 2) El ministerio de los doce apóstoles fue una continuación del ministerio terrenal de Cristo. 3) La iglesia no comenzó en Pentecostés, sino con Pablo. 4) El bautismo con agua no es para la edad de la iglesia. 5) Hay una diferencia entre el ministerio temprano de Pablo y su ministerio posterior. 6) Israel y no la iglesia, es la esposa de Cristo.

A pesar de estos acuerdos entre los dos mencionados tipos de ultradispensacionalismo, existen entre ambos cuatro puntos principales de desavenencia, a saber:

1) ¿Cuándo comenzó la iglesia?

El moderado: antes de Hechos 28
El extremo: en Hechos 28

2) ¿Cuánto duró el tiempo de transición en el libro de los Hechos?

El moderado: hasta Hechos 9 ó 13
El extremo: hasta Hechos 28

3) ¿Cuál es el lugar apropiado de la Cena del Señor?

El moderado: es apropiado observar dicho sacramento u ordenanza en la iglesia
El extremo: no tiene lugar específico

4) ¿Qué escritura está realmente escrita para la iglesia?

El extremo: sólo las epístolas paulinas de la prisión
El moderado: todas las epístolas paulinas, no sólo las de la prisión

Para concluir, traigo a colación un interesante cuadro comparativo de las diferencias entre la teología dispensacionalista y la llamada “teología del pacto” (teología reformada y, quizás la principal contraparte del dispensacionalismo clásico o normativo).

Este cuadro lo tomé del sitio Web de la organización Ministerios de Vida Eterna Inc. (http://vidaeterna.org/index.php). A dicho ministerio el reconocimiento.
Comparación entre la
Teología del Pacto y la Teología Dispensacional
ASUNTO POSICIÓN DEL PACTO POSICIÓN DISPENSACIONAL
Modelo de la Historia Pacto de Obras con Adán: Pacto de Gracia con Cristo a nombre de los escogidos (algunos distinguen entre el Pacto de Redención con Cristo y el Pacto de Gracia con los Escogidos). Dividido en dispensaciones (usualmente siete); Ej. Inocencia (antes de la caída), Conciencia (Adán), Gobierno Humano (Noe), Promesa (Abraham), Ley (Moisés), Gracia (Primera venida de Cristo), Reino (Segunda Venida de Cristo). -- (Algunos añaden siete años de la tribulación y ley como otra dispensación)
Como se ve la Historia Optimista; Dios esta extendiendo su Reino. Pesimista: los últimos días se resaltan por una creciente maldad que empeora en el mundo y la apostasía de la iglesia.
Propósito de Dios en la Historia Existe un Propósito de Redención unido. Existen dos propósitos, uno terrenal (Israel), uno celestial (la iglesia).
Como se ven los Pactos Bíblicos Existen varias administraciones del Pacto de Gracia. Se marcan periodos de tiempo donde Dios las demandas especificas de Dios hacia el hombre son distintas.
Relaciones entre el Antiguo y Nuevo Testamento Se acepta la enseñanza del Antiguo Testamento a menos que haya sido abrogada por el Nuevo Testamento El Antiguo Testamento no tiene autoridad a menos que sea confirmado con el Nuevo Testamento.
Relación entre Israel y la Iglesia La Iglesia es el Israel espiritual, en continuidad con el verdadero Israel del Antiguo Testamento. La iglesia es el pueblo espiritual de Dios, distinto de Israel, el pueblo físico de Dios.
La Profecía del Antiguo Testamento Se refiere al pueblo de Dios, la Iglesia. Se refiere al Israel étnico
La Era de la Iglesia El propósito redentor de Dios continua siendo desplegado. Es un paréntesis entre el pasado y la futura manifestación del Reino.
Rol del Espíritu Santo El Espíritu Santo está dentro de las personas a través de la historia. El Espíritu Santo esta dentro de las personas desde Pentecostés hasta el Rapto.
Bautismo Pacto unificado generalmente (pero no siempre) usado para respaldar el bautismo de niños. Distinción entre Israel / iglesia a menudo utilizado (pero no siempre) para respaldar el bautismo de los creyentes.
Implicaciones Sociales Se enfatiza "el mandato cultural" La única manera de salvar el mundo es salvando individuos; por eso el evangelismo toma precedencia sobre la "acción social"
Escatología Usualmente Amilenial; raramente Post-milenial; ocasionalmente Premilenial. Premilenial, usualmente Pretribulacional.
Milenio Simbólico, a menudo identificado como la era presente. Literal, reino terrenal de 1000 años después de la Segunda Venida.


Conclusión:

Como dije al principio, no soy dispensacionalista, pero ante el mayúsculo desconocimiento de los principales puntos y creencias del dispensacionalismo (incluso por parte de personas dispensacionalistas); me propuse publicar esta síntesis apretada donde explico los fundamentos de la teología dispensacionalista.

Como también dije, me comprometía con una análisis sobrio del tema, pues mi objetivo no era el de pretender ridiculizar el dispensacionalismo, sino más bien darlo a conocer de una manera coherente y hasta cierto punto completa; así las cosas, de la manera más objetiva que me fuera posible.

Claro está, también agregué un análisis comparativo que muestra las principales diferencias que existen entre el dispensacionalismo clásico o normativo, y quizás su principal contraparte y rival, la llamada “teología del Pacto”. Otra vez, incluso la inserción del análisis y cuadro comparativo no tuvo el objetivo de ridiculizar el dispensacionalismo, sino más bien mostrarlo tal cual es, a la luz de y en comparación con su principal antítesis.

Espero, pues, haber logrado mi meta en términos pedagógicos (a fin de edificar tanto a dispensacionalistas como a los no dispensacionalistas), así como en relación a la necesaria y prometida objetividad de mi enfoque y tratamiento del tema.


¡Hasta la próxima!

2 comentarios:

  1. Me parece un informe sintetizado,tocando los puntos principales,aunque hay mucho mas que decir.Ejemeplo:el dispensacionalismo cree que en el milenio,habran personas con cuerpos glorificados,y otors con cuerpos naturales de pecado.En mi opinion,esto es algo descabellado.

    ResponderEliminar
  2. Me parece un informe sintetizado,tocando los puntos principales,aunque hay mucho mas que decir.Ejemeplo:el dispensacionalismo cree que en el milenio,habran personas con cuerpos glorificados,y otors con cuerpos naturales de pecado.En mi opinion,esto es algo descabellado.

    ResponderEliminar