lunes, 7 de febrero de 2011

De mandatos y obligaciones bíblicas Biblia y comunidad de fe (comunidad lectora) 6 de 10

De mandatos y obligaciones bíblicas

Biblia y comunidad de fe (comunidad lectora)

6 de 10

Héctor B. Olea C.

7) ¿Es el cristianismo una religión judía?

Aunque ciertamente el cristianismo explica su origen a lo interno de la religión y tradición religiosa judía, en verdad y al final, el cristianismo vino a constituir una religión gentil. Esta religión gentil si bien reclama y también pretende hacer suya la herencia y patrimonio religioso del pueblo judío (esencialmente el Tanaj, al que prefiere llamarle AT); no obstante, lo asume y lo interpreta de una manera tan peculiar y particular que hace imposible que el judaísmo vea en el cristianismo su continuidad o prolongación, y mucho menos su superación y sustituto.

Esto es tan grave y cierto, que incluso los movimientos mesiánicos, a pesar de que coinciden con el cristianismo en ver a Jesús como el Mesías; sin embargo, tienen diferencias notables con éste en algunos aspectos. Por eso, mientras que el cristianismo parece concebirse como el mejor judaísmo (sin identificarse, obviamente, en esos términos), los judíos mesiánicos, como el mejor y perfecto cristianismo (obviamente, sin identificarse en esos términos).

Entonces, hacemos bien estar en guardia frente a una cristianización del Tanaj (el AT, al margen de lo que piensen los cristianos); pero con igual energía, habremos de hacer frente a cualquier especie de judaización del NT, (al margen de lo que piensen principalmente los judíos mesiánicos, y al cual prefieren llamar “Berit hadasháh”, o sea, “Pacto Renovado”). Luego, si bien hemos de admitir con toda propiedad que el AT es literatura judía (no cristiana), el NT, en cambio, es de pleno derecho literatura cristiana (no judía).

Pienso además que, por un lado, la realidad de lo hebreo de Jesús, no debe llevar a los cristianos a pensar que el Cristianismo es una religión hebrea, pues no lo es; por otro lado, tampoco debe llevar a los judíos mesiánicos y a otros a pensar que el Nuevo Testamento es un cuerpo de literatura judía y que debe leerse como tal, pues no lo es. A pesar de lo hebreo de Jesús, el Cristianismo, doctrinal e históricamente es una religión gentil.

Quiero concluir esta sección destacando algunos aspectos que ponen de manifiesto el contraste entre lo hebreo de Jesús (la académicamente llamada “figura histórica de Jesús”) y el carácter gentil del Cristianismo.

1) Indiscutiblemente, Jesús nació, enseñó (con una cosmovisión judía), y murió como judío. Jesús vivió, enseñó y murió como un hebreo, pero no el vacío. A pesar de las distintas conjeturas que se han levantado, parece que la postura más verosímil es que Jesús, por un lado, estaba identificado con los movimientos revisionistas que había en Palestina en el primer siglo de nuestra era (como el que representaba Juan el Batista). Por otro lado, parece que estuvo más cerca de los fariseos de que cualquier otro grupo. Por ejemplo, en el NT se ve a Jesús frecuentando la sinagoga, y hasta haciendo uso de la palabra en la misma (véase Mateo 13.53; Lucas 4.16, 20, 38; Juan 18.20).

Ciertamente hay que tener en claro que la sinagoga no era, en esencia, una institución religiosa neutral de todo el judaísmo, sino propiamente la institución clave de la corriente de los fariseos. Además, algunos de los inconvenientes que enfrentó Jesús con los Fariseos pudieran explicarse como disputas de enfoques, de interpretación y énfasis entre perspectivas un poco distintas, pero dentro de una misma tradición. En este mismo tenor hay que considerar también que algunas de las disputas en que los evangelios muestran a Jesús con los fariseos, probablemente tengan más que ver con la situación de tensión y disputa que se estaba dando entre algunos fariseos que se habían sumado al movimiento de seguidores de Jesús y los gentiles (y la tendencia gentil) del mismo movimiento. Todo indica que en la medida en que se fue fueron radicalizando las pretensiones cristianas, se fue agudizando la tensión judío-gentil y la separación definitiva estaba ya en el horizonte. Consideremos, pues, como ejemplo, los siguientes textos:

Juan 9.22 “Esto dijeron sus padres, porque tenían miedo de los judíos, por cuanto los judíos ya habían acordado que si alguno confesase que Jesús era el Mesías, fuera expulsado de la sinagoga.”

Juan 12.42 “Con todo eso, aun de los gobernantes, muchos creyeron en él; pero a causa de los fariseos no lo confesaban, para no ser expulsados de la sinagoga.”

Un dato interesante, después de considerar estos dos pasajes, es que hasta el día de hoy, el judaísmo fariseo no acepta a Jesús como el Mesías (tampoco el judaísmo Caraíta).

2) Al principio los mismos seguidores de Jesús no parece que entendieran que formaban parte de otra religión o que estaban dando origen a una nueva religión. Es más, al principio y, porque era fariseo, vemos a Pablo usando la sinagoga como el eje central de su trabajo misionero (véase Hechos 13.14, 15, 42; 14.1; 17.10, 17; 18.4, 7, 8, 17, 19, 26; 19.8).

También notamos que la resurrección, que era asumida por los fariseos (aunque no exactamente con los mismos matices), también es un tema capital para el cristianismo paulino (¿cristianismo paulino? 1 Corintios 15), que es prácticamente el que domina en el NT canónico.

3) El Cristianismo se funda en Jesús, pero esto no es lo mismo que decir que Jesús lo fundó. Por ejemplo, la idea de salvación proclamada por Jesús, dentro de una cosmovisión muy hebrea, se concentra en el Dios del Tanaj, y el Tanaj asumido como el cuerpo de literatura que determinada la forma en que la nación hebrea habría de relacionarse con su Dios (guardar el pacto, guardar la Toráh). Observemos un ejemplo muy ilustrativo, Lucas 16.27-31:

Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, 28porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. 29Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. 30Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. 31Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.

Pero a pesar de lo dicho por Jesús en el pasaje citado de Lucas, en el Cristianismo mismo, la salvación se obtiene por medio de Jesús, y sustentada en una argumentación y en unas premisas que identifican al Cristianismo como una antítesis del judaísmo y de la esperanza hebrea (en versión saducea, farisea, y caraíta), por ejemplo: a) La divinización de Jesús; b) Jesús, asumido, ya no como vocero o portador del mensaje del reino (con matices apocalípticos y escatológicos, por supuesto), sino como el centro y contenido del mensaje acerca de la salvación de Dios, eje central de la proclamación cristiana (véase Hechos 16.30; Romanos 10.9; Gálatas 3.6-21; 4.21-31). c) Una interpretación cristológica del Tanaj (por supuesto, ilegítima para los judíos); d) La creación de un cuerpo literario propio (el NT), basado en una interpretación muy particular y propia del Tanaj y de la historia del pueblo hebreo; e) Una serie de ritos y ceremonias propias, etc.

Dos obras que vienen a confirmar lo que estoy diciendo son: 1) Sentido cristiano del Antiguo Testamento (Bosquejo de un tratado dogmático), de Pierre Grelot, publicado por Desclée De Brouwer, año 1995; 2) Conociendo a Jesús en el Antiguo Testamento (Cristología y tipología bíblica), por Eugenio Danyans, publicado por CLIE, año 2008.

Sin embargo, a pesar de estas dos obras y sus premisas, Walter Brueggemann plantea:

“Se acostumbra a realizar una interpretación del Antiguo Testamento en dos momentos: primero se interpreta el Antiguo Testamento «en su propios términos» y posteriormente –y de forma bastante diferente- se interpreta en relación con el Nuevo Testamento. Este procedimiento es evidente en la Teología del Antiguo Testamento de Brevard Childs, de modo que en la segunda parte del libro el Antiguo Testamento se envuelve en afirmaciones neotestamentarias y casi desaparece.

Dadas las afirmaciones exclusivas del Nuevo Testamento en su enfoque cristológico, es quizás lo mejor que se puede hacer. Sin embargo, cualquier interpretación seria del Antiguo Testamento debe sentirse incómoda con este procedimiento, precisamente porque es obvio que el Antiguo Testamento no apunta ni obvia, ni limpia, ni directamente hacia Jesús o hacia el Nuevo Testamento.”

Luego concluye, parafraseándolo yo un poco: “como intérprete cristiano, creo que haríamos mejor en reconocer el estatus independiente del texto veterotestamentario (del Antiguo Testamento) antes de realizar ciertas maniobras en el proceso de su interpretación” (Teología del Antiguo Testamento, Un juicio a Yahvé, Sígueme, año 2007, página 768).

4) A partir del año setenta de nuestra era, se agudizan las tensiones entre el cristianismo y la corriente del judaísmo que persistió después de la destrucción de Jerusalén (la corriente de los fariseos), y finalmente, el cristianismo termina por definirse como una religión gentil (con todo lo que eso implica), separándose de manera definitiva del judaísmo (aunque un poco más tarde).

A propósito, sobre en la historia del cristianismo se habla del “judeocristianismo”, el cual es explicado por Jean Daniélou (Teología del Judeocristianismo, Cristiandad, 2004) como: “Una forma de pensamiento cristiano, que no implica vínculo con la comunidad judía, pero que se expresa en cuadros tomados del judaísmo. De hecho, esta forma de pensamiento no solamente ha existido, sino que durante un tiempo ha coexistido con la iglesia cristiana. Hay una primera teología cristiana de expresión judía, semítica, y por ello se puede hablar en la historia antigua del cristianismo, de un período judeocristiano, que va desde los orígenes del cristianismo hasta más o menos la mita del siglo II de nuestra era.”

5) Si bien se separa definitivamente del judaísmo, el cristianismo ha mantenido la pretensión de hacer suya la herencia religiosa (y cultural hasta donde está relacionada directamente con lo religioso y espiritual, específicamente, por ejemplo el Tanaj, al que, sin embargo, llama AT) del pueblo hebreo.

Precisamente, el rabino ortodoxo Jacob Neusner le enrostra al cristianismo su falta de autonomía, con las siguientes palabras: “La fe cristiana encuentra una legión de razones para creer en Jesucristo (no simplemente que Jesús era y es Cristo); todo lo que yo afirmo y defiendo es que, puede ser, pero no porque diera cumplimiento a la Toráh, o sostuviera la Toráh, o se ajustara a la Toráh; no porque mejorara la Toráh, según este criterio, no habría seguido a Jesús entonces, y no aconsejaría a nadie seguirlo ahora. Pero la fe cristiana nunca ha encontrado inquietante el hecho de su propia autonomía: de no ser una mera continuación y reforma de la fe anterior, el judaísmo (representado siempre como corrompido venal y, en cualquier caso, sin esperanza, sino un nuevo comienzo.” (Un rabino habla con Jesús, página 202).

Otra forma en que algunos judíos reaccionan ante las pretensiones cristianas de ser la superación y verdadera (legítima) continuidad de la fe hebrea, la fe de Abraham (y que por eso sólo los cristianos llaman al Tanaj, Antiguo Testamento), es esta: "La Toráh de YHWH es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de YHWH es fiel, que hace sabio al ignorante." Salmo 19.7 ¿Necesita ser cambiado lo que es perfecto?

6) Un estudio adecuado y consistente de la relación entre el cristianismo y la esencia de la religión hebrea, debe ponderar con el mismo rigor tanto la continuidad (o las pretensiones de) y la discontinuidad que, ciertamente, existe entre estas dos religiones que comparten unos textos básicos (el Tanaj) si bien los asumen, leen, interpretan y aplican de una manera contradictoria e irreductible.

Por un lado, respecto a la continuidad, como ya advertí, es innegable que el cristianismo sólo puede explicar su origen a partir de herencia religiosa y espiritual hebrea. Por otro lado, es la lectura, interpretación y aplicación particular que hace el cristianismo de la herencia espiritual de la nación hebrea (la forma en que la ha asumido) lo que definitivamente lo enfrenta y separa de aquella. Y este hecho no puede perderse de vista, en ningún momento, al analizar la relación entre la esperanza hebrea (en sus múltiples expresiones) y el cristianismo (también en sus múltiples expresiones).

Finalmente, si bien se plantea que para entender el cristianismo, hay que entender primero el judaísmo del primer siglo de nuestra era, de todos modos, parece que dicho estudio es más urgente y vital para el estudio del llamado “Jesús histórico” (para conocer el verdadero trasfondo hebreo de Jesús, para entender su mensaje, su enseñanza, sus esquemas de pensamiento, su verdadero marco de referencia, y cómo vivió). Este tipo de análisis nos ha de poner en guardia ante los intentos de llevar muy lejos la relación y dependencia del Cristianismo de la religión hebrea. Esto así, pues al fin y al cabo, mientras que Jesús vivió, pensó, enseño, vivió y murió como un verdadero judío; el cristianismo, en cambio, terminó siendo una religión gentil, con todo lo que eso implica.

Apéndice: A manera de ilustración, cito ahora un texto escrito por una persona que asume la Toráh no como religión sino conforma de vida. En este breve escrito el autor, Leonardo F. Betetto, explica por qué un judío (en la línea del judaísmo rabínico y caraíta) no cree en Jesús como el Mesías, doctrina fundamental del Cristianismo.

La idea de citar este texto aquí lo hago con fines explícitamente ilustrativos, a fin de hacer conciencia de las serias tensiones que existen entre el judaísmo en versión rabínica y caraíta. Por otro lado, el Judaísmo mesiánico pretende salvar ciertas diferencias (entre el judaísmo y el cristianismo), coincidiendo con el cristianismo en su centro, es decir, en aceptar y confesar que Jesús de Nazaret, es el Mesías prometido a la nación de Israel.

¿Por qué el Judío no se convierte a Cristo?

por Leonardo F. Betetto

El Argumento Oficial Cristiano es que el Judío no se convierte a Cristo porque están estancados en el Antiguo Pacto', en el Antiguo/Viejo Testamento, y que debido a su 'ceguera' no aceptan a Cristo como 'salvador y redentor'. También argumentan que el asunto pasa porque los Judíos esperaban un salvador de la opresión del Imperio Romano, y este salvador los libró de sus pecados, no de asuntos terrenales. Esto no es así según el Tanak Hebreo (el mal llamado Antiguo Testamento); y veamos por qué el convertirse al Cristo es absolutamente incompatible con ser fiel a YHWH. Aclaremos que la expectativa Judía de un Ungido/Mesías de la casa de David que ejerza liderazgo restaurador es ABSOLUTAMENTE COMPATIBLE con la Torah y los profetas de Israel; no existe ninguna mención en estos escritos que indique que un Ungido Rey debía venir a hacer de cordero para el sacrificio de modo de quitar los pecados, o ejercer una salvación como el Salvador de los pecados.

Los contrastes son obvios: el Cristo como 'Dios hecho Hombre', adorado, nacido de una virgen, un híbrido entre los humanos y lo divino, y que da su vida por los pecados, para luego resucitar, y que 'no se ve su dominio' tal cual está predicho en los profetas, esto es, que en sus días sería salvo Yehudah/Judá y que Israel habitaría confiado. Y por otro lado, un hombre justo, descendiente del rey David, ungido para reinar como rey en el Israel en restauración, y que habrá shalom en la tierra; todo esto en sus días. También se espera la restauración del sacerdocio levítico, y ocuparse nuevamente el cargo de Aharon. Para ver como se supone debe ser este ungido, usted debe mirar a sus antepasados tal como su padre David, no modelos paganos de deidades convertidas en hombre, como Dionisio, Bacco, Adonis, Attis, Hércules, y demás mitos de los pueblos.

Si pretendemos que los Judíos acepten estos modelos de ungido para su pueblo (que no son ungidos, sino seres mitológicos), sin duda es querer imponer creencias de una religión en cuanto a un tópico sobre otra religión que no tiene nada que ver. Pero los Cristianos han sido condicionados a pensar así de los Judíos, con las consecuencias que implica.

Veamos distintos tópicos básicos:

Texto del Tanak en rojo, Nuevo Testamento en azul.

1) La shekhinah/gloria de YHWH, El no la comparte con ningún otro:

2º Cor. 8:23 - "En cuanto a Tito, es compañero y colaborador mío cerca de vosotros; en cuanto a los demás hermanos, son los delegados de las Iglesias: la gloria de Cristo."

Ap. 5:13 - "Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos."

Yeshayahu/Is. 42:8 - "Yo YHWH; este es Mi Nombre; y a otro no daré Mi gloria, ni Mi alabanza a esculturas."

2) El primero y el último es YHWH, no hay otro:

Ap. 22:13 - "Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último."

Is. 44:6 - "Así dice YHWH Rey de Israel, y su Redentor, YHWH Tzebaot: Yo soy el primero, y Yo soy el postrero, y fuera de Mí no hay Elohim."

3) No debe haber para los Judíos otro elohim fuera de YHWH:

Fil. 2:6 - "el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse..."

Éx. 20:2-3 - "Yo soy YHWH tu Elohim, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. No tendrás otros elohim delante de Mí."

4) No prestar oído al falso profeta:

Gal. 1:12 - "Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre, pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino porrevelación de Jesucristo."

Mateo 16:28 - “De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte, hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino.”

No deja de ser paradójico que Jesús prometiera venir en su reino antes que muchos de los presentes murieran, sin embargo luego fue predicado como un híbrido entre ungido rey y ser celestial, por el llamado apóstol Pablo.

¿Qué dice la Torah respecto de este tipo de presagios que no se cumplen?

Dt. 8:22 - “si el profeta hablare en nombre de YHWH, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que YHWH no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta; no tengas temor de él.”

5) Nuestra ayuda está en el Nombre de YHWH, no en el nombre de otro:

2º Tim. 2:19 - "Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo."

Salmo - 124:8 "Nuestro socorro está en el Nombre de YHWH, que hizo el cielo y la tierra."

Yoel/Joel 2:32 - "todo aquel que llamare el Nombre de YHWH escapará a salvo..."

Salmo 18:3 - "Invocaré a YHWH, quien es digno de ser alabado, y seré salvo de mis enemigos."

6) El Salvador de Israel es YHWH, no hay otro:

Tito 1:4 - "...a Tito, verdadero hijo en la común fe: Gracia, misericordia y paz, de Dios Padre y del Señor Jesucristo nuestro Salvador."

Is. 43:3 - "Porque Yo YHWH, Elohim tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador..."

...43:11 - "Yo, Yo YHWH, fuera de Mí no hay quien salve..."

7) ¿Quién deshace los pecados, YHWH u otro? ¿Dónde son echados: en una cruz o en el fondo del mar? ¿Se limpian por andar en luz y por sangre de una persona, o por fidelidad a YHWH?

Col. 2:14 - "anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz."

Hechos 22:16 - "Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre."

1º Jn. 1:7 - "pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado."

Is. 44:22 - "Yo (YHWH habla) deshice como una nube tus rebeliones, y como niebla tus pecados; vuélvete a Mí, porque Yo te redimí."

Mikah/Miqueas 7:18-19 - "¿Qué Poderoso [hay] como Tú (YHWH), que perdona la maldad, y deja pasar el pecado del remanente de Su heredad? No retuvo para siempre Su enojo, porque se deleita en misericordia. El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados."

Los deshace YHWH, y los hecha en el fondo del mar. Lo que deshace nuestros pecados es creer a YHWH, obedeciendo Su justicia:

Is. 1:16-18 - "Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo; aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda. Venid luego, dice YHWH, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana."

8) Es el impío el rescate del justo, no al revés.

1º Tim. 2:6 - "...se dio a si mismo (Jesús) en rescate..."

1º Juan 2:1 "...Jesucristo el justo..."

Proverbio 21:18 - "Rescate del justo es el impío..."

Is. 43:2-5 - "Cuando pases por las aguas, Yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti. Porque Yo YHWH, Elohim tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador; a Egipto he dado por tu rescate (kofer), a Kush y a Sheba por ti (por Israel). Porque a Mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y Yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida. No temas, porque Yo estoy contigo; del oriente traeré tu generación, y del occidente te recogeré (por, y para ver linaje: Is. 53:10)."

9) Se dice que sin derramamiento de sangre no se puede hacer expiación:

Hebreos 9:22 - "...sin derramamiento de sangre no se hace remisión..."

Nm. 16:46-48 - "Y dijo Mosheh a Aharon: Toma el incensario, y pon en él fuego del altar, y sobre él pon incienso, y ve pronto a la congregación, y haz expiación por ellos, porque el furor ha salido de la presencia de YHWH; la mortandad ha comenzado. Entonces tomó Aharon el incensario, como Mosheh dijo, y corrió en medio de la congregación; y he aquí que la mortandad había comenzado en el pueblo; y él puso incienso, e hizo expiación por el pueblo, y se puso entre los muertos y los vivos; y cesó la mortandad."

10) Esta cita muestra que la restauración de Israel no tiene nada que ver con una conversión a Cristo, sino con convertirse a YHWH, guardando Susmandamientos.

Dt. 30:2-3 - "...y te convirtieres a YHWH tu Elohim, y obedecieres a Su voz conforme a todo lo que Yo te mando hoy, tú y tus hijos, con todo tu corazón y con toda tu alma, entonces YHWH hará volver a tus cautivos, y tendrá misericordia de ti, y volverá a recogerte de entre todos los pueblos adonde te hubiere esparcido YHWH tu Elohim."

1º R. 8:33-34 - "Si Tu pueblo Israel fuere derrotado delante de sus enemigos por haber pecado contra Ti, y se volvieren a Ti y confesaren Tu Nombre, y oraren y Te rogaren y suplicaren en esta casa, Tú oirás en los cielos, y perdonarás el pecado (el que perdona aquí no es otro, ni el Creador 'por medio' de otro) de Tu pueblo Israel, y los volverás a la tierra que diste a sus padres."

En los días de Jesús Yehudah/Judá estaba bajo poder Romano, y luego fue atacado. En caso de un verdadero Mashiaj Rey, dice la escritura hebrea:

Yirmeyahu/Jer. 23:6 - "En sus días será salvo Yehudah, e Israel habitará confiado; y este será su nombre con el cual le llamarán: YHWH, justicia nuestra."

11) El nuevo pacto no ha acontecido aún, y no tiene nada que ver con el derramamiento de sangre de un Ungido Rey (un Mesías Rey), sino con poner la Torah en las mentes y corazones:

Mt. 26:28 - "...porque esto es mi sangre del nuevo pacto..."

Is. 59:19-21 - "Y desde la puesta del sol empezarán a temer el nombre de YHWH; y desde el nacimiento del sol, la grandeza de Él, porque vendrá cual río angustioso, que el mismísimo espíritu de YHWH ha impelido. Y a Tzyon ciertamente vendrá el que redime, y a los que se vuelven de la transgresión en Ya'aqob, es la expresión de YHWH. Y en cuanto a Mí, este es Mi pacto con ellos, ha dicho YHWH: Mi espíritu que está sobre ti y mis palabras que he puesto en tu boca, no serán quitadas de tu boca ni de la boca de tu simiente, ni de la boca de la simiente de tu simiente, ha dicho YHWH, desde ahora en adelante, aun hasta tiempo indefinido.”

12) ¿Y la paz y el conocimiento de YHWH en toda la tierra?

Is. 11:6 - "Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará."

...11:9 - "No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte; porque la tierra será llena del conocimiento de YHWH, como las aguas cubren el mar."

...2:4 - "Y juzgará entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra."

Quienquiera que vea las noticias sabrá que lo que menos hay en Medio Oriente es paz. Tampoco está la tierra llena del conocimiento de YHWH, sino todo lo contrario. Pero el mismo desvío de foco que ha hecho el Cristianismo y relacionados hacen que muchos ya no miren estos temas, sino que se centren en un salvador de sus pecados.

13) Jesús es hijo del 'Espíritu Santo'; el Rey para Israel será hijo de David:

Mt. 1:20 - "Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es."

Is. 11:1 - "Saldrá una vara del tronco de Yishay, y un vástago retoñará de sus raíces."

Jer. 23:5 - "He aquí que vienen días, dice YHWH, en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como rey..."

1º R. 14:21 - "Roboam hijo de Shelomoh reinó en Yehudah. De cuarenta y un años era Roboam cuando comenzó a reinar, y diecisiete años reinó en Yerushalaim, ciudad que YHWH eligió de todas las tribus de Israel, para poner allí Su Nombre. El nombre de su madre fue Na'amah, amoni."

La última cita también nos muestra que un Rey de y para Israel es un hombre, no un ser mitológico 'celestial-humano'.

14) Para el Cristiano y el Nazareno Jesús es el esposo de Israel; para el israelita fiel y todo hombre justo de las naciones es YHWH:

2º Cor. 11:2 "...pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo."

Jer. 3:14 - "Convertíos, hijos rebeldes, dice YHWH, porque Yo soy vuestro esposo..."

Hoshea/Os. 2:16 - "En aquel tiempo, dice YHWH, me llamarás Ishi (mi Esposo), y nunca más me llamarás Ba'ali (mi Amo).

15) A la Iglesia Cristiana la purifico Cristo, su salvador; a Israel lo redimió YHWH:

Efesios 5:25-27 - "Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha."

Is. 43:25 - "Yo, Yo soy (YHWH habla) el que borro tus rebeliones por amor de Mí mismo, y no me acordaré de tus pecados."

...44:22 - "Yo deshice como una nube tus rebeliones, y como niebla tus pecados; vuélvete a mí, porque Yo te redimí."

16) La Roca de Israel no es un Mesías Rey (este es en todo caso Pináculo de Edificación), ni menos Jesús, sino el mismo YHWH:

1º Cor. 10:4 "...y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo."

«No hay lugar alguno del escritura hebrea que diga que la bebida y roca espiritual de Israel sea un tal Cristo».

2º S. 22:32 - "Porque, ¿quién es Elohim, sino sólo YHWH? ¿Y qué roca hay fuera de nuestro Elohim?

Es oportuno aclarar que Romanos 9:33 donde cita el Tanak, si vamos a leer el mismo vemos que se trata de una roca, un fundamento, pero ciertas traducciones son tendenciosas:

Rom. 9:33 - "como está escrito: He aquí pongo en Sion piedra de tropiezo y roca de caída; Y el que creyere en él, no será avergonzado."

Is. 28:16 - "Por tanto, Adonay YHWH dice así: He aquí que yo he puesto en Tzyon por fundamento una piedra, piedra probada, angular, preciosa, de cimiento estable; el que creyere, no se apresure."

Vemos que para empezar, el Nuevo Testamento ha vertido de la cita 'el que creyere en él', estampando ilegalmente allí al Cristo que profesan, y además ha contextualizado el hecho dentro de la idea que quiere dar. El Profeta en realidad dice 'el que creyere', o 'el que fuere creyente'. Además dice 'una piedra'; es decir, es una referencia al cimiento que pone en Tzyon. La Roca es solo YHWH; Su palabra y Su espíritu (el Árbol de las Vidas); no hay otra. Es una edificación que parte de la base que es YHWH Elohim, y luego viene la Nación de Israel cuyo Jefe y Pináculo de Edificación es el Mesías Rey; así como también está el Mesías Sacerdote (haKohen haMashiaj: Lv. 4:3), que es hijo de Aharon.

Conclusión:

Un detalle a recalcar es que para un cristiano su religión es cristo-céntrica, es decir, la Biblia entera y el propósito de todo gira en torno a la noción del Cristo que ellos adoran, quien sería el "Esposo de la Iglesia". Para ellos "Cristo es Dios mismo". Para un israelita todo gira en torno a YHWH, Él es el único Elohim, no hay otro que pueda comparársele; es el Redentor, Salvador, Esposo de Irael, y socorro para el pueblo y todo verdadero creyente que en Él confía y le rinde culto.

Shema Israel: YHWH Eloheynu, YHWH Ejad

Escucha Israel: YHWH nuestro Elohim, YHWH es Uno.

Mashiaj Rey será una persona que tendrá notoria prominencia, gobernará como rey, y tendrá prerrogativas importantes; pero no es en torno a quién gira la creación, como ciertas teologías cristianas y nazarenas sostienen. ¿Acaso el rey David (que fue Mesías) pretendió por un instante proclamarse Elohim mismo, o algo por el estilo? Todo el tiempo la Torah y los Profetas dejan en claro quién es Elohim, y el único digno de culto, y quién es el Mesías Rey.

Por tanto los judíos no están ciegos, ni mucho menos deben convertirse a Jesús. Se denota que no solo Jesucristo ocupa prerrogativas que son de YHWH, sino que como Mesías Rey no cumple las profecías y prerrogativas que le conciernen.

Tomado del sitio Web: http://www.amyisrael.net/noacepta.htm

Finalmente, puedo decir que si bien el no aceptar a Jesús como el Mesías (el rechazar esta pretensión cristiana) ciertamente no unifica las distintas expresiones del Judaísmo; tampoco el asumir a Jesús como el Mesías, ha podido, ni podrá unificar, ni salvar las diferencias y tensiones que existen entre el cristianismo y el judaísmo mesiánico.

A pesar de las pretensiones cristianas y del judaísmo mesiánico, pienso que haríamos bien en considerar que:

1) El cristianismo pretende ser la superación de la religión hebrea, su maduración y perfeccionamiento, o sea, su reemplazo, en cierta forma. Esta pretensión cristiana, en cambio, resulta absolutamente inadmisible para las distintas expresiones de la fe hebrea, del judaísmo.

2) El judaísmo mesiánico presume de ser, por un lado, el mejor judaísmo, y por el otro, el mejor cristianismo. En este sentido, presume: a) de tener la mejor y correcta interpretación del Tanaj (presunción absolutamente inadmisible para el resto de las expresiones de la fe hebrea o judaísmo); y b) de la mejor y correcta interpretación del NT (presunción absolutamente inadmisible para el cristianismo, en sus más diversas expresiones).

Obviamente, esta realidad tiene serias implicaciones a la hora de determinar qué se entiende como mandato y obligación bíblica, y qué no.


¡Hasta mañana si Dios así nos lo permite!

No hay comentarios:

Publicar un comentario